Botijo Blanco 2020, la mejor forma de refrescarse

Oops...
Slider with alias none not found.

Siendo yo zaragozana de pro y por los cuatro costados, me van a perdonar que hasta la fecha no había escrito sobre ningún vino aragonés. Subsano el incidente con, como no podía ser de otra forma, una garnacha. Aragón es tierra de garnachas, no sólo porque su origen más probable se sitúe allí, sino porque es la variedad más plantada y característica de la comunidad. Obviamente, la estrella es la tinta, pero para el último domingo de agosto he elegido una garnacha blanca. En este caso, Botijo Blanco, elaborada por Bodegas Frontonio. Al frente del proyecto se encuentra Fernando Mora, que tras empezar haciendo vinos caseros y con pocos medios, hoy en día es una de las pocas personas en el mundo que ostenta el prestigioso título de Master of Wine. En España, solamente cuatro personas han conseguido obtenerlo, es el reconocimiento más importante y trascendente de la industria a nivel mundial. Botijo Blanco es la versión más directa y pura de la garnacha blanca, vendimiada a mano y criada cuatro meses en cemento subterráneo en contacto con sus lías. Con notas de azahar, piel de limón y gran acidez, hace honor al recipiente del que toma su nombre y es un vino refrescante y capaz de saciar nuestra sed más exigente. Precio: 9,50€ Denominación: IGP Valdejalón Bodega: Bodegas Frontonio

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí