Claves para combatir el frío intenso (y por qué beber alcohol no es una de ellas)

Escrito por el diciembre 10, 2021

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
A punto de entrar en el invierno y con un temporal que ya ha dejado nieve y temperaturas especialmente frías en muchos puntos de España, conviene recordar cuál es la mejor forma de abrigarse y mantener el calor corporal si tenemos que ir a la calle.

Lo primero, antes de nada, es informarse sobre las previsiones meteorológicas. Si son desfavorables, pero igualmente tienes que salir, ten en cuenta las siguientes precauciones que recoge el Plan de vigilancia y control de los efectos del frío sobre la salud de la Comunidad de Madrid: utiliza una prenda de abrigo que sea resistente al viento y la humedad y por debajo de ella, varias capas de ropa no apretada. Varias capas de ropa fina protegen más que una sola gruesa, al formar cámaras de aire aislante entre ellas.

Los CDC recomiendan utilizar una capa interior con textiles que mantengan más calor corporal y no absorban humedad (la lana, la seda o el polipropileno mantendrán más el calor corporal que el algodón); una capa intermedia aislante que ayude a retener el calor al atrapar el aire cerca del cuerpo (las fibras naturales como la lana, las plumas de ganso o el vellón son las mejores); y una capa exterior para protegerse del viento, la lluvia y la nieve con un tejido cerrado y resistente al agua y el viento.

También hay que proteger la cabeza, el cuello, los pies y las manos, por ser las zonas más sensibles y de mayor pérdida de calor; intentar permanecer seco, ya que la ropa mojada enfría el cuerpo rápidamente. Por ello, es recomendable utilizar gorro, bufanda, manoplas, calcetines de lana o de polipropileno y zapatos o botas impermeables y calientes.

Intenta respirar siempre por la nariz y no por la boca. El aire se calienta al pasar por las fosas nasales y así disminuye el frío que llega a los pulmones.

Y aunque es un mito muy extendido, el alcohol no ayuda a combatir el frío. Aunque inicialmente puede producir una sensación de calor, al final se consigue el efecto contrario hasta el punto de poder llegar a producir hipotermia. Su consumo provoca una alteración de la regulación de la temperatura corporal: produce una sensación momentánea de calor al dilatar los vasos sanguíneos y dirigir la sangre hacia la superficie de la piel, pero en poco tiempo la temperatura interior del cuerpo disminuye y se siente más frío, explican en la web del Plan Nacional sobre Drogas.

Es importante comer y beber líquidos para mantener la temperatura corporal. Si solo vas a estar al aire libre un breve periodo de tiempo, los alimentos con carbohidratos proporcionan energía rápidamente. Si estás fuera todo el día esquiando, caminando o trabajando, asegúrate de llevar alimentos que contengan también proteínas y grasas. Las bebidas calientes o caldos pueden ayudar a aumentar la temperatura del cuerpo.

Si el cuerpo empieza a tiritar es señal inequívoca de que perdemos calor. En este caso, hay que buscar rápidamente un lugar cálido donde refugiarte. En los interiores, una temperatura de 20-22º C debe ser suficiente.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This