Cómo lavar y guardar los bikinis y bañadores para que duren varias temporadas

Oops...
Slider with alias none not found.

Los bikinis y bañadores son sin duda una prenda fundamental del verano y las vacaciones. Pieza indiscutible de las jornadas estivales, cada temporada se reinventa y marca tendencias, aunque más allá de la estética, calidad, sujeción y comodidad será clave, a la hora de elegir un modelo, que pueda acompañarnos durante varias temporadas. A menudo, agentes externos como el sol, el cloro o la arena, a los que diariamente están expuestas las prendas de baño, acaban por debilitar el color o los tejidos, pero existen algunas pautas que a tener presentes para mantener bikinis y bañadores en perfecto estado, ahora que toca poner orden en el armario y guardarlos hasta el siguiente verano. Expertos de las firmas especializadas en prendas de baño más conocidas, como son Calzedonia, Ônne o Tezenis , dan las claves y algunos trucos infalibles para alargar la vida útil de estas prendas y lograr que sigan en el guardarropa durante muchos veranos. ¿Cómo lavar? Mejor a mano y con agua fría Aunque son prendas todoterreno, están constantemente sometidas al cloro y la sal a diario, por lo que el lavado después de cada uso será fundamental. «Lo ideal es lavarlo con agua dulce y jabón y enjuagar con agua fría. Será importante evitar a toda costa el agua caliente, ya que podría dañar el tejido», explican desde la firma de moda de baño 'made in Spain' Ônne. En este paso, los responsables de Calzedonia puntualizan: «Si el lavado se realiza a máquina, será importante no utilizar ningún tipo de suavizante, ya que este producto afecta a la lycra y hará que la prenda tendrá mucha menos durabilidad». Tras el lavado, la forma del secado también es importante. En este aspecto, los experto de Ônne sostienen que «uno de los errores más frecuentes que cometemos es tender la ropa al sol para que se seque antes. En este caso, secar al aire y en la sombra tu bikini o bañador hará que tanto su color como elasticidad se mantengan intactos». Bajo ningún concepto Trajes de baño de la firma ÔnneExisten pasos habituales a la hora de lavar, secar o guardar la ropa de baño que a menudo deterioran los tejidos, les hacen perder color e incluso deforman las prendas. ¿Quien no ha lavado un bañador y al terminar lo ha escurrido, arrugado y retorcido para eliminar todo exceso de agua? «Este gesto tan común es tremendamente corrosivo», afirman desde Ônne, pues «para eliminar el agua antes de tenderlo lo ideal es doblarlo entre las manos y apretrar las palmas una contra otra». Desde la firma de lencería y baño Tezenis contemplan otro paso habitual a la hora de guardar la ropa de baño que también afecta gravemente a su estado. Se trata de guardar el bikini o bañador aún húmedo y arrugado en bolsas de plástico, en una mochila o incluso en el maletero del coche. Esta acción, bastante común por prisas o falta de tiempo, deteriora mucho el tejido de las prendas. «Lo que ocurre en estos casos es que el tejido se recalienta y el plástico acelera su desgaste», coinciden desde Ônne. Recomendación de experto Bikini en color malva de CalzedoniaUna vez analizamos los pasos que hay que dar a la hora de realizar el lavado de este tipo de prendas de baño, y repasadas las acciones que nunca deberían realizarse para mantener intacta y como nueva nuestra ropa de baño, los expertos apuntan dos sencillos consejos para guardar y mantener la forma de las prendas: – Para mantener la forma: En este aspecto hay que poner principal atención en las prendas con aro, «doblarlo correctamente para evitar que el aro se dañe o se doble será fundamental para mantener la forma de sujetadores y parte superior de bañadores se deforme, al igual que el foam o el relleno que debemos tratar de mantener con su forma original», explican desde Calzedonia. «Un truco para mantener el foam del interior sin arrugas ni dobleces será aplicar vapor con una plancha y hacerlo volver a su estado original», recomiendan los expertos de la firma italiana. – Para guardarlo correctamente: «Si no puedes lavar y dejar secar tu ropa de baño en cuanto sales del agua, lo ideal es que envuelvas el bañador en la toalla o, en su defecto, en una bolsa de tela», recomiendan desde Ônne, sus trajes de baño incluyen una bolsa 'waterproof' para tal acción. Y existen también en el mercado infinidad de posibilidades para esta pequeña acción con la que sin duda mantener el buen estado de los bañadores.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí