Cómo saber si están a punto de fallar neumáticos, amortiguadores y frenos

Escrito por el marzo 25, 2022

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
Neumáticos, frenos y amortiguadores son los tres elementos más importantes de seguridad del vehículo y de su buen estado y correcto mantenimiento dependen una conducción segura. De hecho, si uno solo de estos elementos falla, los otros dos ya no cumplen adecuadamente con su papel.

Según datos extraídos de un estudio independiente para Bridgestone, un neumático desgastado con una profundidad de dibujo de 1,6 mm (límite legal) alarga un 30% la distancia de frenado con respecto a un neumático nuevo que por lo general cuentan 8 mm de profundidad. Según datos aportados por la DGT, con unos amortiguadores en mal estado la distancia de frenado aumenta en un 36%, y por último pero no por ello menos importante, los frenos en mal estado pueden incrementar la distancia de frenado en un 25%.

En concreto, los neumáticos constituyen el único punto de unión entre el coche y el suelo. De ellos depende la adherencia y fricción de nuestro vehículo con el pavimento. Si están desgastados o deteriorados sus prestaciones se verán seriamente reducidas, no se agarrarán sólidamente sobre el suelo, haciendo que nuestro vehículo patine o derrape. Lo recomendable es cambiarlos a los 40.000 km o cuando su profundidad sea menor de 3 mm.

Por su parte, los amortiguadores son los responsables de mantener el neumático en contacto con el suelo, garantizando el buen funcionamiento de la suspensión. Estos suelen recibir menos atención debido a que no se ven, sin embargo, su desgaste es progresivo, y necesitan revisión y sustitución, de lo contrario los neumáticos dejan de realizar adecuadamente su función, perdiendo tracción y direccionalidad. Estos deben examinarse periódicamente, cada 20.000 o 30.000 kilómetros y reemplazarse entre los 65.000 y los 90.000 kilómetros como máximo.

Y los frenos son los componentes que se encargan de disminuir la velocidad y detener el vehículo por eso tienen que funcionar con precisión, debiendo asegurarnos del correcto estado de todo su engranaje; pastillas de freno, discos y líquido, para que el vehículo no pierda capacidad de frenado. Lo recomendable es cambiar las pastillas a los 60.000 km, los discos a los 80.000 km, y el líquido de frenos cada 2 años ó 30.000 km.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This