Críticas a OEA y pedidos de no más embargos en cumbre CELAC

Oops...
Slider with alias none not found.

Líderes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) realizan el sábado una cumbre en México, la cual comenzó con críticas a la OEA y peticiones a que Estados Unidos cambie su relación con la región.

La VI Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) tiene lugar por unas horas en México y arrancó con el sorpresivo arribo del mandatario venezolano Nicolás Maduro, la inasistencia del presidente argentino Alberto Fernández y la ausencia de Brasil.

Al inaugurar el encuentro, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador exigió a Estados Unidos el fin de las políticas de embargo y una “nueva y vigorosa relación entre los pueblos de América”.

“Me parece que es tiempo de sustituir la política de bloqueos y malos tratos por la opción de respetarnos, caminar juntos y asociarnos por el bien de América sin vulnerar las soberanías”, afirmó López Obrador, y dijo, dirigiéndose a su par Joe Biden, que él lograría el apoyo del Congreso de Estados Unidos si destina recursos en beneficio de los pueblos de la región para reducir la desigualdad y la violencia que aseguró que son las causas de los flujos migratorios.

Los planes para combatir la pandemia del coronavirus, el cambio climático, y enfrentar las dificultades económica han dominado la agenda de debates de la cumbre así como las críticas contra la Organización de Estados Americanos.

El primero en levantar la voz contra la OEA fue el presidente de Bolivia, Luis Arce, quien afirmó que el organismo “en vez de actuar bajo los mandatos de la Carta Democrática, actúa en contra de los principios de la democracia”, y sostuvo que “su creciente injerencia en los asuntos de los estados no contribuye a la solución pacifica de las controversias”. Arce instó a los miembros del bloque al fortalecer la CELAC para enfrentar las deficiencias de la OEA.

El subsecretario mexicano para América Latina y El Caribe, Maximiliano Reyes, descartó que la reforma de la OEA esté en la agenda, pero en declaraciones a la emisora local W Radio aseguró la víspera que si algún miembro lo sugiere, México —en su condición de presidente pro tempore del bloque— propondrá la conformación de un grupo de trabajo para “reflexionar” sobre el caso.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se ha manifestado a favor de una transformación de la OEA, mientras su canciller Marcelo Ebrard ha sido más fuerte e incluso ha planteado que ya es hora de decirle “adiós OEA en su sentido intervencionista, injerencista y hegemonista y que venga otra organización que construyamos políticamente en acuerdo con Estados Unidos”.

Desde su creación, en el 2010, en el CELAC se han promovido iniciativas para tratar de reformar a la OEA, pero ninguna ha prosperado debido a la falta de consenso entre los 32 miembros del bloque.

Sobre los temas que se abordarán en la cumbre Reyes adelantó que se discutirá la formalización de la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio para cubrir el rezago de la región y avanzar en la propuesta de poner en el espacio un satélite que atienda los fenómenos meteorológicos y sirva para abaratar y hacer más eficiente la comunicación móvil.

Asimismo, se planteará la creación de una coordinación entre los cuatro países que realizan pruebas de vacunas contra el COVID-19 para tener el próximo año una vacuna en la región y reducir la dependencia de los grandes laboratorios y de las donaciones de otros países.

En el encuentro también se discutirá la activación de un fondo de atención al cambio climático para hacer frente a los desastres naturales, precisó el subsecretario.

En la cumbre participarán 18 jefes de Estado, una vicepresidenta, y más de una docena de cancilleres. Brasil, que fue uno de los fundadores del bloque, será uno de los grandes ausentes del encuentro. Desde el año pasado el mandatario Jair Bolsonaro anunció el retiro del gigante latinoamericano de la CELAC por considerar que “daba protagonismo a regímenes no democráticos”.

Fernández, quien era esperado para recibir la presidencia pro tempore del bloque, canceló a último momento su viaje a México tras la crisis que se desató en Argentina luego que su partido perdió el pasado fin de semana las elecciones primarias parlamentarias lo que provocó la renuncia de integrantes de su gabinete afines a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y lo llevó a modificar gran parte de su equipo.

La sorpresa del evento la dio Maduro cuando arribó la noche del viernes a la capital mexicana acompañado de su esposa Cilia Flores y su hijo Nicolás Maduro Guerra luego que se había anunciado que no vendría a la cumbre y que sería representado por la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

“México lindo y querido”, afirmó el gobernante venezolano al celebrar desde su avión su llegada, y dijo, en un video que se difundió en su cuenta de Twitter, que “traemos la verdad de Venezuela. La unión de América Latina y el Caribe está por encima de cualquier problema, de cualquier diferencia”.

Tras su reelección en el 2018, que fue cuestionada por la mayor parte de los países de la región y Europa, Maduro redujo sus giras al exterior y solo viajó en el 2019 a Rusia.

Desde que Estados Unidos presentó en marzo del año pasado cargos contra Maduro y otros 13 altos funcionarios por narcotráfico y terrorismo, y se anunció que se ofrecería dinero en efectivo a cambio de información que llevara al arresto o condena del gobernante y sus allegados, incluyendo recompensas de hasta 15 millones de dólares, no se le conoce de alguna salida oficial.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí