Cuando la Guardia Pretoriana asesinó al Emperador para librar al Imperio romano de su locura

Oops...
Slider with alias none not found.

La Guardia Pretoriana supone la cara y la cruz del Imperio romano. Bien es cierto que fueron la última línea de defensa de los emperadores, de eso no hay duda. Una suerte de guardaespaldas dispuestos a dar la vida por su líder. Sin embargo, su historia es también la de unos hombres que se elevaron más allá de la mera vida castrense. A veces más políticos que militares, sus miembros movieron los hilos del poder y fueron los protagonistas de una serie de conjuras que habrían hecho estremecer a los espías más despiadados de la Guerra Fría. La suya fue, en definitiva, una historia de luces y sombras. La crónica más negra de la esta unidad pasa por los asesinatos de… Ver Más

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí