¡Dios tiene que estar presente en todo!

Oops...
Slider with alias none not found.

No hay palabras para describir el maravilloso retiro que organizó el secretariado del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, previo a la entrada de las clases presenciales en las distintas escuelas de formación que cohabitan en Casa San Pablo. Monseñor Raúl Berzosa, obispo misionero, pastor y mensajero de Cristo, quien fue enviado por el Papa Francisco al país desde el pasado año, fue el encargado de despertar corazones dormidos.

Logró, con sabias palabras que da el conocimiento, sabiduría y el discernimiento, con sencillez y humildad la interpelación sobre lo que tiene y debe ser un cursillista en estos tiempos donde los cristianos tienen que tener como misión una presencia más firme en la sociedad. Dejó sobre la mesa que Dios tiene que estar presente en todo, comenzando en la familia, la política, lo empresarial para lograr así una sociedad más unida, comunitaria y firme en la fe. Nuestra relación debe ser más presente y consciente con el Padre Nuestro, poner a Dios primero en todo nuestro trajinar de vida. En cada una de nuestras decisiones.

No se puede perder tiempo

Monseñor Berzosa , quien fuera el obispo de la Ciudad Rodrigo en España, nos puso en perspectiva que “no es tiempo para perder el tiempo, hay que volver a Jesucristo”, llevándonos a un nuevo reencuentro con el Señor. Tocó el papel que debe jugar un Cristiano en su comunidad, en este caso un cursillista quien tiene que tener presente en su accionar el humor, el amor y la paciencia. El arte de vivir como el Resucitado. En una palabra nos contagia a convivir con la gente desde el amor y el testimonio de vida como ejemplo.

Monseñor Berzosa

Es un pastor que no pasa inadvertido en el rebaño, un intelectual con una sólida formación. Cursó estudios de filosofía y teología, en la Facultad de Teología del Norte de España en Burgos, sus sueños lo llevaron más tarde en Roma, ha incursionado en el campo del Derecho, la Sociología, la Antropología y los medios de comunicación social. Fue ordenado sacerdote en 1982, fue profesor de teología, periodista y músico. Ha sido consultor de organismos eclesiales, es autor de más de 40 libros. En un momento distendido nos sorprendió a todos por la hermosa y retadora radiografía que hizo de los dominicanos y dominicanas. ¡Sencillamente se ha aplatanado el Monseñor!

El MCC

Fue un encuentro maravilloso, cuantas emociones vividas. Salimos de la zona de confort que da la virtualidad para seguir el único camino que nos lleva a la felicidad y a la verdadera libertad…Hay que agradecerles a César Curiel de Moya y a Noris de Bello director y subdirectora del Movimiento de Cursillos de Cristiandad como a los demás valiosos miembros por abrir de nuevo las puertas a la esperanza.

Finalmente “El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz”. Santa Teresa de Calcuta

¡Dios con nosotros!

Les dejo mi ternura

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí