Drogas y narcotráfico. ¿Qué hacer?

Oops...
Slider with alias none not found.

Después de la segun­da Guerra Mundial y el perio­do de la Guerra Fría, el consumo y tráfico de drogas ha mostrado un desarrollo indeteni­ble, especialmente en el mundo occidental, tanto en el hábito de la adic­ción, que supuestamen­te ayuda a los consumi­dores a sentirse mejor, como el negocio del nar­cotráfico que se ha con­vertido en la actividad económica más impor­tante que domina esta parte del mundo.

Hay quienes susten­tan que tal y como suce­dió con la prohibición del expendio de bebidas alcohólicas que se im­plementó desde el 12 de enero de 1920 al 6 de di­ciembre de 1933, a par­tir de las cuales ese nego­cio se legalizó, ese mismo método se podría apli­car a los estupefacien­tes, eliminando el nego­cio ilegal entregando ese tráfico comercial a la eco­nomía controlada y así derivar los ingresos adi­cionales de impuestos que esto implicaría para los respectivos gobiernos.

En el caso del alco­hol surgieron institucio­nes en el sector privado, como Alcohólicos Anó­nimos, para ayudar el esfuerzo de las autori­dades. En el caso de las drogas solo habría que lidiar con la parte sani­taria de la adicción.

Hace unos cuantos años fui testigo presen­cial del dialogo entre un reconocido empre­sario dominicano y una alta autoridad del go­bierno. El empresario planteaba que con toda la experiencia acumula­da quedaba claro que no había manera de comba­tir el narcotráfico como actividad ilegal porque el recurso de los acto­res era tan enorme que lograba obstaculizar to­das las gestiones para impedirlo. La autoridad en cuestión planteaba que desde el Gobierno, el Estado, era imposible aceptar el libre tráfico de las drogas con la in­fluencia perniciosa que ejercería sobre la juven­tud.

En otro orden recuer­do que Francia y yo fui­mos a Medellín, Colom­bia, hace unos treinta años y nos hospedamos en un hotel que era diri­gido por un hotelero do­minicano, viejo amigo. Al notar el visible flujo económico de la ciudad, le pregunté al hotelero, ¿Cuáles eran las activi­dades de mayor produc­tividad económica de la región?, él se sonrió y me dijo: “Ellis, lo que más mueve dinero aquí es el lavado de activos producto del narcotráfi­co, pero tanto las autori­dades como la ciudada­nía en general le hacen poco caso a esa realidad y miran hacia el otro la­do”.

Viendo la operación Falcón, ¿Qué hacer, nos vamos del lado de la le­galización o miramos hacia el otro lado, o es que usted tiene una so­lución alterna secreta?

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí