El Cinecittá de Erdogan

Oops...
Slider with alias none not found.

No se acercan. No se tocan ni se besan y aunque todo invite al sexo, lo esquivan, como si en lugar de posar la mano en una mejilla o una pierna, lo hicieran sobre una hornilla encendida. Tampoco beben y cualquier exceso es una rareza en estas criaturas. A pesar de los tupidos bigotes de sus varones y las melenas rubias de las protagonistas, en las telenovelas turcas el mundo es frío, célibe, abstemio y distante. Y sin embargo, arrasan. En algo parecido a un Cinecittá de Erdogan, esas ficciones que copan las parrillas de Atresmedia y Mediaset despliegan una Turquía moderna y occidentalizada, travisten Estambul en un Ocean Drive otomano, exento de pobreza y conflicto, como hizo América Latina… Ver Más

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí