El Diputado De Vox En La Diputación De Barcelona Está Imputado Por Un Ataque A Un Centro De Menores

El dirigente de Vox que ha tomado posesión hoy en el pleno de constitución de la Diputación de Barcelona, Jordi Albert de la Fuente, está imputado por un ataque xenófobo a un centro de menores migrados en el Maresme en 2019, un caso por el que la Fiscalía pide para él dos años y dos meses de cárcel y que está pendiente de juicio. De la Fuente, que es concejal de Sant Adrià de Besòs desde las pasadas elecciones municipales y vicesecretario de organización del partido de extrema derecha en Barcelona, participó en una manifestación en contra de los jóvenes acogidos y, según el ministerio fiscal, trató de asaltar el centro al grito, megáfono en mano, de «moros de mierda», «os vamos a matar» o «vamos a quemar el albergue».

Por esta causa están imputados un total de siete ultras que, junto a otras personas, también lanzaron «numerosas piedras y otros objetos contundentes de forma violenta» contra los menores, el personal del albergue y los policías uniformados. Hasta el pasado 28 de mayo no había ostentando ningún cargo público y, desde hoy, es también diputado en la tercera institución de Catalunya. Su salario mensual, como el del resto de miembros del ente, lo determinará el plenario de la institución, pero a modo indicativo, en el mandato pasado la retribución que recibía un representante de la oposición que, siendo el único de su partido, le tocara ejercer de presidente y portavoz de grupo era de 7.152 euros al mes brutos de las arcas públicas.

De la Fuente concurrió a las elecciones catalanas en el año 2010 por Movimiento Social Republicano (MSR), un partido neonazi negacionista del Holocausto que se disolvió en 2018. También fue miembro de Plataforma per Catalunya (PxC), que se extinguió en 2019. El periodista experto en extrema derecha, Xavier Rius, explica que si ahora ha sido incluido en listas en las municipales -el partido ultra obtuvo 124 ediles en Catalunya- y nombrado diputado del ente con el aval del secretario general de Vox en Catalunya, Ignacio Garriga, es por «imposición» del sector proviniente de PxC que se garantizó influencia en Vox y que representa al flanco «más ultra, falangista y nazi» de la formación.

Noticias relacionadas

Tras su toma de posesión como presidenta de la Diputación, Lluïsa Moret ha dejado claro que su voluntad es mantener una «relación fluida con todos los grupos, excepto con Vox«. De hecho, en su discurso de investidura ha resaltado la importancia de «proteger los derechos y libertades» de los ciudadanos ante la posibilidad de que la derecha gobierne con la extrema derecha tras las elecciones del 23 de julio. Además, ha reivindicado los liderazgos «femeninos y feministas», además de la lucha por los derechos de las personas LGTBI.

En su primera intervención en el órgano, De la Fuente ha celebrado que la institución no esté presidida por un dirigente independentista, aunque ha cargado también contra la mayoría «sanchista» que, a su juicio, representa el gobierno de PSC y Comuns, del que formarán también parte dos díscolos de Junts.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí