El dudoso futuro de Gabriel Deck en la NBA

Oops...
Slider with alias none not found.

El pasado mes de abril, el argentino Gabriel Deck cumplía el sueño de cualquier jugador de baloncesto al alcanzar la mejor liga del mundo, la NBA. Dejaba el Real Madrid, el club que le había aupado a la élite y que le había permitido ganar una Liga Endesa y una Copa del Rey entre otros títulos, para unirse a las filas de los Thunder de Oklahoma, un equipo en plena reconstrucción abonado a la derrota jornada tras jornada y sin pretensiones deportivas en la pasada temporada. El alero abandonó al club blanco en la previa de los playoffs de Euroliga ante el Efes y llegó al corazón de los Estados Unidos a falta de 10 partidos para el fin de la temporada regular. Se aseguró 3,9 millones de dólares en poco más de un mes de competición gracias al 'salary cap floor' -cantidad mínima que un a franquicia NBA debe gastar en salarios- y firmó por dos campañas más con los oklahomenses. Hoy, tras promediar 8,4 puntos, cuatro rebotes y 2,4 asistencias en su corta experiencia americana, su futuro está en el aire. «Nos gustó Gabi. Los argentinos juegan con espíritu. Está muy motivado en demostrar su valía en la NBA, creo que lo ha hecho bastante bien en los diez partidos que ha jugado. Soy su fan, creo que es un jugador ganador», señaló Sam Presti, General Manager de los Thunder, al fin de la temporada pasada. Pese a las buenas sensaciones del exmadridista en sus primeros encuentros en la NBA, los Thunder viven tiempos de inestabilidad tras la salida de Chris Paul, y ningún jugador, salvo Shai Gilgeous-Alexander, es imprescindible. Deck cobraría 3,6 millones de dólares en la siguiente temporada, pero su contrato no está garantizado, por lo que no sería descabellado que la franquicia centroamericana desestimara los servicios del argentino. Ciertamente, en esta corriente se sitúan los medios locales que informan sobre la actualidad de OKC, que ven complicada la continuidad del alero en la plantilla. El deseo del argentino es continuar en la NBA, además, recordemos que el jugador tuvo que abonar parte de los dos millones de euros de su cláusula de rescisión con el Real Madrid (los Thunder abonaron 650.000 euros, el resto, el jugador). Si su idilio con OKC finalmente se rompe, Gabriel Deck podría volver a Europa, aunque aún no hay indicios de un posible retorno al Real Madrid, donde en menos de tres campañas se convirtió en un jugador fundamental para Pablo Laso.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí