El jugador de fútbol más rico del mundo se queda sin equipo

Escrito por el diciembre 15, 2021

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
El futbolista más rico del mundo se ha quedado sin equipo. Faiq Bolkiah, centrocampista de 23 años que es sobrino del sultán de Brunéi, tiene una fortuna de 20.000 millones de euros e integraba la plantilla del Marítimo de Funchal desde hace un año y medio… hasta hoy.

El jugador, nacido en Los Ángeles, aterrizó en la Primera división portuguesa con la intención de acumular minutos, pero ha llegado a un acuerdo para rescindir su contrato con el club de Madeira en vista de que no ha triunfado en absoluto. De manera que Bolkiah continuará siendo ese desconocido millonario que se desplaza en automóviles carísimos fuera del terreno de juego.

Tiene doble nacionalidad, estadounidense y de Brunéi, y es hijo del príncipe de este exótico territorio del sureste asiático, Abdul Malik, así como sobrino del sultán del diminuto país, Muda Hassanal Bolkiah.

Su insólita historia se sustenta en la fastuosa herencia que lo aguarda, una lluvia de millones sobre la que cuchicheaban sus compañeros en el equipo madeirense, que deambula por la mitad de la tabla de la Liga portuguesa.

Faiq Bolkiah se había curtido en las academias de formación del Arsenal, del Chelsea y del Leicester. De ahí saltó a la isla natal de Cristiano Ronaldo, que despuntó en el otro club destacado de allí: el Nacional.

De hecho, una de las razones de su fichaje por el Marítimo fue poder impregnarse del espíritu de su gran ídolo, en vista de que Funchal venera a CR7. Ahí es donde el jugador más acaudalado del planeta pretendía ir adaptándose a la realidad de la Liga de Portugal, sin olvidar que semejante ubicación le permitía disfrutar de una gran calidad de vida y de un clima templado.

Las fastuosas cantidades de dinero han rodeado a Bolkiah desde pequeñito y, en consecuencia, estaba predestinado a sobrepasar en ganancias a Messi, Neymar, Mbappé, Lewandowski o el propio Ronaldo.

La aureola extradeportiva de este medio con vocación de director de juego vuelve a marcar diferencias y se le nota que no tiene que lidiar con la presión de ganarse el sueldo. De modo que puede centrarse en extender su foco puesto en cumplir sus sueños en el fútbol profesional.

De momento, ya ha debutado con la selección de Brunéi, que eligió por respeto a sus tradiciones familiares. Tanto es así que en absoluto se planteó defender la camiseta de los Estados Unidos. Una circunstancia que representa un gesto de fidelidad hacia la patria de su padre y de su tío.

Se desconoce cuál será su próximo destino futbolístico y vital, mientras las crónicas desde Madeira indican que uno de sus grandes anhelos es no perderse el Mundial de Catar 2022. El fútbol es su pasión y su paso por el Reino Unido le ha dejado huella en este sentido.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This