El más influyente en el mundo del arte en 2021 es… ERC-721

Escrito por el diciembre 10, 2021

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
Hasta 2019, la lista de las cien personas más influyentes del mundo del arte, que anualmente saca a la luz la publicación especializada 'ArtReview', estaba poblada por los grandes tiburones del mundo artístico: todopoderosos marchantes como Larry Gagosian, David Zwirner o Iwan y Manuela Wirth, megacoleccionistas como François Pinault o Patrizia Sandretto Re Rebaudengo, directores de museos como Glenn Lowry (MoMA de Nueva York), comisarios como Hans Ulrich Obrist, artistas como Ai Weiwei… En 2020, esa lista dio un vuelco radical con la inclusión, en los primeros puestos, de movimientos sociales de gran calado en todo el mundo, como el Black Lives Matter (en el primer puesto) o el #MeToo (en el 4), que tuvieron también un gran impacto en el mundo del arte.

Adrian Cheng, coleccionista de Hong KongTanto el Black Lives Matter –surgido en 2013 y que resucitó en 2020 debido a un caso de brutalidad policial en Estados Unidos que acabó con la vida de George Floyd–, como el derribo de estatuas en Europa y Estados Unidos por un ajuste de cuentas con el pasado colonial ha tenido un amplio reflejo en el mundo del arte: mayor visibilidad de artistas y nombramiento de directores y comisarios negros en los museos, revisión (y purga) en las colecciones, anulación de exposiciones incómodas, premios… Lo mismo ocurrió con las mujeres (mayor presencia en los museos) y su lucha contra los abusos sexuales. Pero la lista de las personas más influyentes en el mundo del arte ha vuelto a dar un cambio radical este año. Tanto, que en el primer puesto no aparece una persona, ni siquiera un colectivo. Es la primera vez que sucede.

Simone Leigh, primera mujer negra que representará a EE.UU. en la Bienal de Venecia en 2022
El más influyente en el mundo del arte en 2021 es… ERC-721 (un tipo de token creado para la red Ethereum). Un NFT es un token único e infalsificable encriptado con la firma del artista e identificado de manera única en la cadena de bloques, que verifica al propietario legítimo y la autenticidad de una obra de arte digital. El pasado mes de marzo la sala Christie's subastaba la primera obra cien por cien digital en su historia ('Todos los días: los primeros 5.000 días', de Beeple, pseudónimo de Mike Winkelmann) por casi 70 millones de dólares, tercer precio más alto alcanzado en subasta por un artista vivo, tras David Hockney y Jeff Koons. El monumental mosaico digital, formado por 5.000 imágenes (una por cada día durante trece años), fue adquirido por Metapurse, una colección de NFT con sede en Singapur. Tras ella están los inversores criptográficos Metakovan (aparece en el puesto 42 de la lista de los más influyentes del arte en 2021) y Twobadour. Y otro ejemplo curioso: un gif de un célebre gato volador, 'Nyan Cat', del artista Chris Torres, superó los 560.000 dólares.

ruangrupa, colectivo de Yakarta que prepara la Documenta 15 de Kassel
Los NFT han revolucionado por completo el mercado del arte: se ha descubierto una generación de coleccionistas, mientras que artistas de todo el mundo (Damien Hirst, incluido) hallaban una nueva forma de comercializar su arte, más allá del antiguo sistema de marchantes y galerías. El arte que viene ya ha llegado, y todo apunta que para quedarse, aunque algunos creen que todo esto no es más que una burbuja a punto de estallar, mayor aún que la de los años 90, cuando los japoneses rompieron el mercado del arte. Falta por saber si este 'boom' virtual, la gallina de los huevos de oro del siglo XXI, es una moda efímera o no.

En el segundo puesto de la lista de los más influyentes este año 'se cuela' el cambio climático de la mano de la antropóloga norteamericana Anna Tsing, autora del 'best seller' 'El hongo del fin del mundo'. Tsing puso en marcha Feral Atlas, una plataforma curatorial que fundó con Jennifer Deger, Alder Keleman Saxena y Feifei Zhou, que combina la investigación científica con la expresión artística.

El artista cubano Luis Manuel Otero AlcántaraLa presencia de afroamericanos en la lista es abrumadora. Así, en el puesto 4 aparece Theaster Gates, un artista de Chicago especializado en generar espacios de encuentro e intercambio, especialmente para grupos desfavorecidos. Gates aprovecha el dinero que obtiene con sus exposiciones para ayudar a promover una mayor conciencia social. Ha expuesto en galerías de Londres tan punteras como White Cube y Whitechapel. En el puesto 6, Fred Moten, pensador, poeta, crítico y teórico estadounidense que inspira a una generación de artistas. En el 9, la fotógrafa Carrie Mae Weems, cuyo trabajo se centra en las mujeres negras y el racismo en la historia de Estados Unidos. Lo mismo que la artista Kara Walker (puesto 11), que en 2019 expuso en la galería de turbinas de la Tate Modern, templo del arte contemporáneo. Les acompañan Simone Leigh (primera mujer negra que representará a Estados Unidos en la Bienal de Venecia en 2022), los artistas y cineastas Arthur Jafa y Steve McQueen…

También siguen al alza los asiáticos entre los más influyentes del arte. En el puesto 7 de la lista, Cao Fei, una de las artistas chinas más conocidas del mundo. Pese a ello, el Museo de Arte Contemporáneo UCCA de Pekín no le ha dedicado hasta este año su primera retrospectiva. Además, un grupo muy activo de jóvenes coleccionistas asiáticos está animando el mercado. Es el caso de Adrian Cheng, de Hong Kong, y fundador de K11 Art Foundation, que aparece en el puesto 24.

Los colectivos de artistas afianzan su poder. En el puesto 3 aparece ruangrupa, grupo de artistas y comisarios de Yakarta que prepara la Documenta 15, que, bajo su dirección, se inaugurará en Kassel en junio. Será una de las citas artísticas del año. En el puesto 8, el colectivo de cine Karrabing, compuesto por más de 30 miembros indígenas de un asentamiento rural en los Territorios del Norte de Australia. Y en el puesto 88, el Movimiento San Isidro/27N: artistas e intelectuales que se han unido para protestar contra la creciente represión de la libertad artística en Cuba, tras el encarcelamiento de nombres como Luis Manuel Otero Alcántara, Hamlet Lavastida o Tania Bruguera, ganadora del premio Velázquez este año. Hasta en la gala de los Grammy resonó el grito por la libertad en Cuba.

Hay que llegar a los puestos 23, 25 y 26 para encontrar a los todopoderosos David Zwirner, Larry Gagosian y los Wirth. Y hasta el 33 para hallar a otro de los gurús del arte contemporáneo, François Pinault, que este año abría nueva sede para su colección. En este caso, no en Venecia, sino en la Bolsa de Comercio de París. Más atrás, incluso, se encuentran Ai Weiwei (39) y Obrist (40). Ni rastro de Glenn Lowry, director del MoMA, que en 2019 encabezaba la lista de los más influyentes y el año pasado ocupaba el puesto 7. También llama la atención la desaparición en la lista de 2021 de Banksy, que está hasta en la sopa: ha ofrecido casi 12 millones de euros por la prisión de Reading, en Inglaterra, donde estuvo encerrado Oscar Wilde.

Sorprende el nombre que cierra la lista. En el puesto cien, el mismísimo Mark Zuckerberg, que trata de reinventarse con Meta (antes conocido como Facebook), una red más social que fusiona realidad virtual, entretenimiento, cultura, juegos, comercio digital y, cómo no, los NFT.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This