El poder de la feminidad rapada

Oops...
Slider with alias none not found.

Si cierran los ojos tras leer esas dos palabras, es probable que visualicen una imagen masculina… ¿O no? Seguramente, dependerá de la mujer y la causa: de si es, por ejemplo, una actriz que se afeita la cabeza por las exigencias del guion.

Sin embargo, ese “look” considerado tradicionalmente como poco femenino, se está poniendo de moda entre otras famosas sin que la polémica o un papel cinematográfico tengan nada que ver: es el poder de la feminidad rapada.

LIBERACIÓN Y EMPODERAMIENTO

Son varias las famosas que por exigencias de su trabajo se cortaron al mínimo su cabello: Sigoune Weaver, Natalie Portman, Anne Hathaway, Deemi Moore, Cynthia Nixon, Cate Blanchett, Charlize Theron, Kristen Stewart… Y muchas otras.

O, en otros casos, como el de Britney Spears, considerado por el público un escándalo que puso a la princesa del pop en el ojo del huracán. Esas imágenes todavía la persiguen mientras la artista lucha por recuperar su libertad apoyada por el movimiento #FreeBritney.

Pero, siendo justos, hay que decir que hace décadas que existen referentes de mujeres que elegían el corte del cabello máximo para romper con lo establecido y no por exigencias guionísticas, como las cantantes Pink, Annie Lennox, Dolores O’Riordan, Sinead O´Connor, Jessie J o Grace Jones; que han lucido el pelo muy corto o incluso afeitado.

Sin embargo, hoy este “look” empieza a extenderse como una moda entre celebrities de todo tipo, como por ejemplo la modelo Iris Law: “Quería hacer algo que resultase liberador. El día que me rapé la cabeza, mi vida cambió”.

La hija de los actores Sadie Frost y Jude Law se explicó así en una entrevista para Vogue UK tras captar la atención de todos los focos cuando apareció en el Festival de Cannes con la los cabellos muy cortos.

Un caso similar al de la actriz y modelo Cara Delevigne, quien hace algunos años sorprendió a todos afeitándose la cabeza: “es agotador que nos digan cómo se supone que debe ser la belleza”, dijo en aquel entonces en su Instagram, donde se mostró “harta de que la sociedad defina lo que es bello para nosotros”.

Por su parte, la actriz Jada Pinkett-Smith también se pasó la maquinilla este verano, en su caso animada por su hija Willow Smith, para empoderarse ante la alopecia que sufre durante años: “era hora de dejarlo ir”, dijo en su Instagram respecto a su cabello.

COMENZAR DE CERO

Para la psicóloga clínica Mª Victoria Sánchez, del Grupo Laberinto Psicoterapia, el rapado puede representar “una manera simbólica de comenzar desde cero, una decisión interna de, por ejemplo, ‘hacer lo que yo quiera sin miedo a ser juzgada’”, según explica la publicación S Moda. Otros ejemplos que pone la experta serían: “‘tomar las riendas de mi vida’, ‘no tener más como prioridad el agrada a los demás o hacer lo que esperan de mí’ y ‘dejar atrás el control o la carga que llevaba’”.

Desde el punto de vista del estilismo, para Eduardo Sa´nchez, director del salón de belleza Maison Eduardo Sa´nchez, “es un tipo de peinado que favorece a las mujeres que quieren pisar fuerte y que las vean”, explicó en declaraciones publicadas en medios como Mujer Hoy.

Eso sí, este experto cree que no es un corte apto para todo el mundo, ya que “los cráneos planos o con los occipitales demasiados protuberantes, o frentes muy anchas, no son buenos candidatos para llevar este ´look`”.

Sin embargo, Sánchez cree que el rapado “le va bien a los rostros ovalados, angulosos o en general con facciones simétricas, porque es un corte de pelo sin concesiones, en el que todo queda al descubierto”.

Además, el afamado peluquero remarca que “es importante retocarlo con frecuencia: los rapados pierden forma rápidamente”, y agrega que “no basta con pasar simplemente la maquinilla y ya está”.

En su lugar, dice el estilista, “hay que ir variando el largo según la zona de la cabeza: más corto en la nuca y los laterales, y se va degradando en función de la forma de la cabeza”. Eso sí, por encima de un rostro favorecedor, “es importante sentirse segura de una misma”, subraya el estilista.

Una seguridad que mujeres célebres como Jada Pinkett Smith, Cara Delevigne o Iris Law ya han demostrado y que ahora se pone de moda.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí