El vestido con 40 años de historia que ha unido a la Reina Letizia y Doña Sofía

Oops...
Slider with alias none not found.

La Reina Letizia ha comenzado la primera semana después de las vacaciones con una apretada agenda. Si ayer presidió los premios Retina Eco, hoy ha recibido al presidente de Chile, Sebastián Piñera Echenique, en un almuerzo oficial en el Palacio de la Zarzuela. Para la ocasión se ha decantado por un estilismo muy alejado del vestido negro sostenible de la noche anterior y que, como suele ser habitual, ha vuelto a ser noticia. Ha lucido un vestido midi compuesto por un cuerpo con cuello redondo, manga corta y una falda vaporosa con mucho vuelo que presentaba diferentes estampados florales en la parte superior e inferior. Confeccionado en seda Jaipur, se trataba de un material muy acertado teniendo en cuenta las altas temperaturas de estos días en la capital. El modelo destilaba un estilo romántico que se veía potenciado con la suave caída del tejido, los tonos empolvados de la base y las flores, así como el fino bordado en el bajo de la falda y mangas. Su Majestad añadió un cinturón plateado para marcar la cintura y darle un toque algo más personal. El vestido perteneció a Doña Sofía – © Gtres Ya se sabe que los diseños con este tipo de estampados son un básico en su vestidor, pero en particular con esta prenda lo que más ha llamado la atención es que lleva cuatro décadas en los vestidores de palacio, pues perteneció a Doña Sofía, que lo llevó por primera vez en un viaje a Roma en 1981. El buen estado en el que se conserva hace que resulte casi imposible creer que tenga tanto tiempo. Además, que la Reina haya decidido tomar prestado dicho vestido, deja claros ciertos matices. En primer lugar, la buena relación que hay entre ambas consortes, aunque los rumores se empeñen en afirmar lo contrario. Por otro lado, reafirma su deseo de apostar por la sostenibilidad y reutilizar los looks siempre y cuando sea posible, ya que hace algunos años solía ir de estreno bastante más a menudo. También confirma que en lo que a tendencias respecta, la moda es cíclica, y todo lo que un día triunfó, probablemente vuelva. Una nueva vida también a los accesorios Los accesorios tampoco eran nuevos – © Gtres Cabe destacar también que el vestido no es lo único que no ha estrenado ya que tanto el calzado como las joyas han sido vistos en más de una ocasión. Un detalle que tampoco ha pasado inadvertido es que a los salones beige satinado de Magrit les ha cambiado la suela, añadiendo una pequeña plataforma en la parte delantera, que demuestra que ella también intenta aprovechar al máximo lo que tiene en el armario. En cuanto a las joyas, ha optado por unos pendientes de oro blanco y brillantes con forma de plumas de Chanel que junto con el cinturón contribuían a dar un aire renovado al conjunto.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí