El vestido de flores de Natalie Portman con más de 500 horas de trabajo

Oops...
Slider with alias none not found.

En febrero de 1947, Christian Dior lanzaba al mundo su primera colección de Alta costura, y con ella, su primer perfume Miss Dior, inspirado en su adorada hermana pequeña, Catherine. Hoy, 47 años después, la icónica fragacia se reinventa en un nuevo Eau de Parfum que sumerge en una auténtica explosión floral ideada por François Demachy, Perfumista Creador Dior. Natalie Portman vuelve a protagonizar la campaña de esta fragancia en un film en el que se funde con la naturaleza, sumergiéndose en un océano de flores o haciendo que los pájaros alcen el vuelo con un simple toque. Afirmada y decidida, con estilo y carácter, la actriz se pone en el papel de la chica Miss Dior, una mujer de hoy en día, una heroína, imagen de la feminidad fuerte y libre de trabas. Un papel que bien conoce la actriz, embajadora del perfume desde hace años y que ella misma define como «romántico y sensual». Descalza sobre la arena o enfundada en un vestido bordado 'Millefiori', una creación única con una gran labor detrás. Un vestido soñado Boceto y bordados del vestido Inspirada por la vitalidad irresistible del primer perfume Dior, Maria Grazia Chiuri ha imaginado un nuevo vestido espectacularmente femenino y moderno a la vez. Bordado por una miríada de flores, 'Millefiori', nombre de la icónica pieza, parece invadido por un jardín maravilloso, animado por una brazada de flores salvajes multicolores que se abren sobre la delicadeza de una seda plisada. Un revuelo floral un poco loco, casi vivo bajo nuestra mirada, que trepa y parece invadir irresistiblemente el bustier y la corola. El vestido ideado por Maria Grazia Chiuri para Natalie PortmanAzul vivo, rosa fucsia, amarillo solar, las flores muestran colores intensos, de insolente vivacidad, dispuestos sobre el Gazar de seda plisado y arrugado a mano. El dibujo de estas flores campestres revisitadas es una mezcla de influencias clásicas y de una extrema contemporaneidad. El trazo incisivo expresa el encuentro libre entre una híper feminidad Dior y una modernidad afirmada, como si de un lienzo se tratara. <iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/m4LOnJzWSvQ" title="YouTube video player" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe> Esta delicadeza gráfica combinada con un toque rock'n'roll firma un trabajo de bordado de excepción, fruto de una técnica tan larga como experta. Cada flor del diseño es, previamente, pintada a mano y luego impresa para seguidamente ser bordada una a una artesanalmente, con una mezcla de hilos de algodón y de sedas multicolores. Con la finalidad de realzar el dibujo de cada flor, bordado y pintura se intercalan dando lugar a un diálogo sorprendentemente bello. Virtuoso, paciente, inspirado, el trabajo de las manos expertas de los talleres Costura Dior ha necesitado 500 horas para la eclosión de este vestido único.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí