Guía para no perderse la lluvia de estrellas de las leónidas

Escrito por el noviembre 16, 2021

Como cada año, entre el 6 y el 30 de noviembre, la órbita terrestre se encontrará con la del cometa 55P/Tempel-Tuttle y entrarán en la atmósfera de nuestro planeta fragmentos helados desprendidos de este cuerpo celeste a su paso. Como resultado, los amantes de la astronomía podrán disfrutar de una lluvia de meteoros o estrellas fugaces, las leónidas, que serán más visibles la noche de este martes, 16 de noviembre, y del miércoles 17.

Este año se esperan unas 15 estrellas fugaces por hora, muy lejos de las cientos de miles que se reportaron en 1833, cuando la costa este de Estados Unidos estuvo iluminada durante más de seis horas debido a la intensidad de la lluvia de meteoros. Aun así, su observación puede ser espectacular

2021, un mal año para las leónidas
Como explican desde el Instituto Geográfico Nacional (IGN), 2021 será un mal año para la observaciónde las leónidas, puesto que su pico máximo de actividad se producirá dos días antes de la luna llena. La casi coincidencia del momento máximo de visibilidad con el plenilunio, debido al exceso de luz en el cielo nocturno, perjudicará la observación de meteoros.

Por qué se producen las leónidas
Un meteoro es el fenómeno resultante de la penetración de una partícula de materia (meteoroide) en la atmósfera a gran velocidad. La vaporización de la partícula por su colisión con las moléculas del aire produce una luminosidad que hace observable el fenómeno.

La lluvia de las leónidas puede verse todos los años pero es cada 33 cuando se produce su tasa de actividad más alta, coincidiendo con el paso del cometa 55P/Tempel-Tuttle por el perihelio de su órbita, produciéndose espectaculares tormetas de meteoros.

Lo cierto es que las leónidas son especialmente veloces y alcanzan los más de 70 kilómetros por segundo. Además, dejan a su paso una estela muy llamativa. «Suele ser una lluvia bonita de ver, porque los fragmentos producen una traza muy luminosa, una fluorescencia muy llamativa, es el gas que queda ionizado y permite ver la luz durante unos segundos», describe Javier Armentia, director del Planetario de Pamplona. Por este motivo, aunque las perseidas tienen la fama de ser la lluvia de meteoritos más hermosa, muchos aficionados a la astronomía ponen por delante a las leónidas.

Recomendaciones para observar la lluvia de estrellas
Para ver de forma óptima la lluvia de meteoros, lo más recomendable es situarse en un lugar con poca luz, alejado de la contaminación lumínica de las ciudades. También es recomendable observar desde un lugar con pocos obstáculos para la vista, como edificios, árboles o montañas, y no utilizar instrumentos ópticos que limiten el campo de visión.

Aunque las leónidas parecen venir de la constelación de Leo, de ahí su nombre, lo cierto es que pueden aparecer por cualquier parte del cielo. Por ello es conveniente dirigir la mirada hacia las zonas más oscuras, en dirección opuesta a la posición de la luna si la observación se realiza antes de su ocaso. Lo más cómodo es sentarse o tumbarse esperando a que la vista se acostumbre a la oscuridad.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!