He probado las gafas ‘espía’ de Facebook que sacan fotos y no tengo claro que debas comprarlas

Escrito por el marzo 23, 2022

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
Meta no es solo una empresa de redes sociales. La compañía, conocida como Facebook hasta hace unos meses, también trabaja en el desarrollo de dispositivos, y no todos están dirigidos directamente a la conquista de ese nuevo mundo virtual conocido como metaverso. El gigante de Mark Zuckerberg ha anunciado recientemente la llegada a España de sus Ray-Ban Stories, las primeras gafas inteligentes de Facebook, que igual te permiten sacar fotos, que grabar vídeos, responder llamadas o escuchar música. Vamos, un poco de todo. De todo lo mismo que puedes hacer con un 'smartphone' sin necesidad de gastarte los 329 euros de los que parten. Pero vayamos por partes.

Las gafas, en apariencia, son las Ray-Ban de pasta de toda la vida. Con las patillas algo más anchas, pero el diseño no varía en absoluto. Están disponibles en varios colores y con distintos tipos de cristal. En ABC hemos probado el modelo Meteor, con cristal transparente y la montura en verde oliva. Por si tenías dudas, también es posible graduarlas en ópticas.

Lo que hace diferentes a estas lentes son los dos sensores fotográficos que llevan perforados en el frontal y que son los que permiten que el usuario pueda sacar fotografías y grabar vídeos de hasta 60 segundos. Cada cámara cuenta con una resolución de 5 MP, y la calidad del contenido que capturan es bastante notable. Especialmente cuando la iluminación es buena. Para la noche, o situaciones en las que haya muy poca luz, no son muy recomendables.

Las Ray-Ban StoriesEl dispositivo, efectivamente, puede ser empleado como manos libres en llamadas o, incluso, como reproductor de audio. Dos funciones en las que cumple holgadamente, como hemos podido comprobar durante las pruebas. Meta ha conseguido que se pueda, por ejemplo, escuchar música a través del dispositivo sin que el sonido sea apenas perceptible para el resto. Además, el ruido del entorno no queda aislado, lo que viene bien en caso de que, por ejemplo, se utilicen para montar en bicicleta o salir a correr.

Además, se puede controlar el volumen o descolgar el teléfono simplemente deslizando el dedo sobre alguna de las patillas de la gafa. Las Ray-Ban Stories también son compatibles con el asistente virtual de Facebook, por lo que el usuario puede pedirle directamente al dispositivo que tome una foto o grabe vídeo diciendo 'Hey, Facebook…'. Si se prefiere hacer de forma manual, habrá que pulsar sobre el botón alojado en la patilla derecha de la gafa.

Fotografía tomada con las Ray-Ban Stories

R. A.
Para poder acceder a las fotografías y los vídeos que se toman con las gafas, hay que descargar en el teléfono la aplicación -sí, otra aplicación- Facebook View, disponible para iOS y Android. Esta debe enlazarse con las gafas a través de Bluetooth. Cuando se captura contenido, tan solo hay que entrar en la 'app' con las gafas encendidas y proceder a la descarga, que se completa en cuestión de segundos.

Fotografía capturada con las Ray-Ban Stories

R. A.
La aplicación cuenta con otras funciones, entre ellas, permite hacer montajes con los vídeos y las fotos realizadas. También es posible compartir contenido, o publicarlo directamente en redes sociales, sin necesidad de guardarlo en la memoria del 'smartphone'.

Dudas en privacidad
Las Ray-Ban Stories vienen acompañadas por un estuche de carga. Con la batería llena, las gafas tienen una autonomía de unas 6 horas con uso moderado; el dispositivo también cuenta con carga rápida, por lo que solo es necesario tenerlo enchufado 30 minutos para poder emplearlo durante unas 3 horas. Lo ideal, en todo caso, es no llevarlas encendidas en todo momento, solo cuando se vayan a utilizar. El resto del tiempo, lo mejor es llevarlas apagadas, como si fueran unas gafas normales y corrientes. Aunque no lo sean.

Desde su lanzamiento en Estados Unidos a mediados del pasado 2021, las Ray-Ban Stories han levantado polémica por la posibilidad de que el usuario las utilice para grabar y sacar imágenes de terceros sin que estos se den cuenta. Facebook intenta convencer al usuario para que le de un buen uso al dispositivo ya en el momento en el que se está realizando la configuración de las lentes en la aplicación. «Respeta la privacidad de los demás», explica Meta. «Muestra cómo funcionan», remata con un mensaje en pantalla.

Las lentes cuentan con una luz led en la esquina derecha del frontal que se ilumina cada vez que el usuario está capturando contenido a modo de advertencia para el resto. Esta, además, es imposible de desactivar. Aunque siempre se podría poner un poco de cinta encima para ocultarla sin problemas. Meta, además, ha compartido varias guías en las que invita a los internautas a utilizar las gafas con moderación.

Al final, también es cierto que el usuario con malas intenciones puede grabar o sacar fotos de terceros sin avisarles y sin necesidad de recurrir a estas gafas. Con el teléfono, aunque resulte más evidente, se puede conseguir. Y, quizá, ese es el principal problema que hemos encontrado durante las pruebas del dispositivo: que apenas ofrece algo nuevo más allá de la original idea de meter un par de sensores fotográficos en unas lentes. Algo que ya hizo Snapchat hace unos años.

¿Merecen la pena?
Depende. Durante las pruebas hemos dedicado mucho tiempo en pensar en qué tipo de usuario podría sacar partido realmente a las gafas, toda vez que, como decimos, las funcionalidades que ofrece son las mismas que podemos encontrar en cualquier dispositivo inteligente. Lo que nos queda claro es que no estamos ante un 'gadget' que sea necesario o, incluso, interesante para la mayoría. Más atendiendo al precio, que puede escalar hasta los 400 euros en función del tipo de cristal que se escoja.

En ABC creemos que, sin duda, el dispositivo será del gusto de los 'techies' avezados, de aquellos que disfrutan utilizando tecnología y, prácticamente, la entienden como una forma de vida. Evidentemente, también puede ser una herramienta interesante para cualquiera que se dedique a la creación de contenido de forma profesional o casi.

En el caso del usuario medio, las Ray-Ban Stories nos parecen un dispositivo apropiado para realizar deporte al aire libre o, incluso, en el gimnasio, en caso de que se compre la versión con cristales transparentes. El sonido que ofrece el 'gadget' es bueno y, también, menos inmersivo que el de unos auriculares. Este detalle puede evitar algún que otro disgusto a quien las utilice.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This