ID.3 Pro S: un eléctrico con el que no hay que estar pendiente del enchufe

Escrito por el noviembre 19, 2021

Con más de 500 kilómetros de autonomía con una sola carga, nadie puede acusar al ID.3 Pro S eléctrico de tener al conductor pendiente de hallar un punto de recarga. Hemos conducido una unidad de la que, por ahora, es la variante más refinada y mejor equipada del nuevo compacto de Volkswagen, sin que, en un uso normal eminentemente urbano, nos hayamos tenido que acercar a un punto de carga (lo hemos hecho, pero solo para la foto).

Su corazón es una batería de alta capacidad de 77 kWh, capaz de ofrecer una autonomía que oscila entre los 390 y los 554 kilómetros bajo el ciclo de homologación WLTP. Cifras que, según nuestra experiencia, se aproximan bastante a la realidad: durante nuestra prueba hemos recorrido 155,3 kilómetros, con una pérdida de 165 kilómetros respecto a los 473 que marcaba el medidor en el momento de subirnos por primera vez.

Una batería tan grande, no obstante, obliga a sacrificar uno de los asientos, de ahí que esta versión tan solo esté disponible para cuatro pasajeros. Sin embargo, Volkswagen ha actualizado la oferta con la variante Tour 5, con cinco plazas y análoga autonomía.

El consumo medio ha sido de 17,4 kWh a los cien kilómetros, por encima de los 15,7 que homologa, pero aún así bastante contenido dado que no hemos realizado en ningún momento una conducción conservadora y que, recordemos, llevamos 204 CV, que no son pocos.

Otra ventaja de esta variante es que admite carga rápida en corriente continua hasta 125 kWh, frente a los 50 kWh de otras versiones, lo que permite, en un viaje (y si encontramos un punto de carga suficientemente capaz) «repostar» en solo media hora energía suficiente para recorrer otros 350 kilómetros.

El ID.3 Pro S ofrece unos acabados un escalón por encima del resto de la gama ID.3, con materiales mullidos y, de serie, faros LED, control de crucero adaptativo y sistema de radionavegación Discover Pro.

En el apartado tecnológico lo más destacable es el impresionante Head up display de realidad aumentada. Proyecta información sobre el parabrisas y completa al pequeño cuadro de instrumentación y a la pantalla central de infoentretenimiento de 10 pulgadas, que se usa para casi todo, desde manejar la climatización hasta la navegación.

El principal obstáculo de esta variante, no obstante, es que tanta batería y tanta tecnología acaba encareciendo la tarifa, que parte para el ID.3 Pro S de 42.325 euros; mientras que el ID.3 Pro se puede adquirir desde 37.315. Cabe recordar, no obstante, que el Plan Moves permite acceder a ayudas de hasta 7.000 euros.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!