Kiko Casilla se gana el puesto

A los 31 años le ha llegado el examen final en el Real Madrid. Si la temporada pasada se doctoró al ganar la Supercopa de Europa al Sevilla en Trondheim, ahora se consagra como un guardameta de confianza para el club. Kiko Casilla se enfrentó al Tottenham y al Atlético a lo largo de un mes de titularidad que le ha permitido asentarse en el puesto gracias a la continuidad que siempre pedía. El catalán ha disputado siete partidos consecutivos y el sábado espera igualar su récord personal de ocho encuentros seguidos, establecido en el principio de la campaña anterior cuando Keylor se recuperaba de una operación de tobillo. Su reto es superar esa plusmarca individual y dar un salto adelante en la consideración de Zidane. El catalán fichó por el Real Madrid en junio de 2015 y desde entonces vive una evolución que ahora pretende confirmar. En su primer año solo disputó siete encuentros, pero en la temporada de la undécima alcanzó los veintidós. Ahora lleva nueve partidos y ha conseguido un dato que el equipo perseguía y no lograba hasta hoy: una serie de tres partidos con la portería a cero. La victoria ante Las Palmas, 3-0, el empate sin goles en el Metropolitano y el festín de Chipre, 0-6, confirmaron un reto que el entrenador exige y que sus hombres no podían cumplir. Con Kiko Casilla se ha hecho realidad. La competencia con Keylor es buena para los dos. Son amigos, se llevan bien y el tarraconense no tiene reparos en elogiar a su compañero. Son veteranos y no se pisan la manguera. Hay un fin superior, el Real Madrid. El costarricense cumple los 31 años el 12 de diciembre, el español los cumplió el 2 de octubre y los dos desean demostrar su calidad cada semana porque saben que su edad exige a la entidad buscar un cancerbero de futuro con tranquilidad, que venga en uno o dos años. Casilla y Navas, contrato hasta 2020 Los dos finalizan contrato en junio de 2020, camino de los 33, y ambos quieren decir en el campo que están cualificados para defender al equipo durante más tiempo. Kiko Casilla espera jugar su octavo partido consecutivo frente al Málaga de Míchel y establecer su nueva marca de nueve si es titular el martes ante el Fuenlabrada, pero Navas comienza hoy los entrenamientos al ritmo de la plantilla, junto a Kovacic y Bale, y la lucha por la portería se recrudece en el mismo momento que el conjunto madrileño ha dado un paso adelante en su forma física y en su confianza. Zidane debe decidir ahora cuando reaparece Keylor. Quizá lo haga frente al Fuenlabrada, en Copa, para llegar más fogueado a la visita a San Mamés, el 2 de diciembre, donde también espera volver Sergio Ramos. Lo que Casilla ha demostrado es que soporta bien la presión que conlleva este club. Aguantó las decepciones del 3-1 de Londres y del 2-1 de Gerona con críticas al equipo que también le tocaron a él. No se podía decir, no obstante, que la culpa de esas derrotas estuviera bajo palos. Su compañero, Keylor, escucha desde hace años nombres de posibles sustitutos en un maltrato que no le afecta. En 2015 fracasó el intercambio con De Gea. Desde entonces, el arquero del United está en esa recámara blanca. Courtois se mete en ella. No ha renovado con el Chelsea. Y Kepa es la última carta. Hoy vale solo 20 millones. Pero el Real Madrid no desea enfrentarse al Athletic. Si lo ficha en el futuro será en un acuerdo de clubes.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí