La farmacia del Gregorio Marañón, en casa

Escrito por el enero 7, 2022

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
Utilizar las nuevas tecnologías para asegurar la correcta medicación del paciente en diferentes escenarios, ya sea dentro del hospital, cuando está en casa, a través de un servicio de farmacia 24 horas con el que poder contactar siempre que tenga dudas; o llevándole los medicamentos hasta el domicilio cuando sea necesario. Esta es la filosofía del proyecto de teleasistencia farmacéutica integral del Servicio de Farmacia del Hospital Gregorio Marañón. Una forma de trabajar que ha cobrado especial relevancia con la crisis del Covid-19 y que ha merecido este año el premio ABC Salud a la mejor iniciativa en Farmacia.

Los primeros pasos de este proyecto se dieron hace ya diez años. «El Gregorio Marañón es un hospital de gran tamaño, con alto volumen de actividad asistencial y mucha complejidad de los pacientes. Necesitábamos herramientas que ayudasen a estar cerca, a dar una atención farmacéutica en condiciones y facilitar el contacto bidireccional con el servicio de farmacia», rememora María Sanjurjo, jefa del Servicio de Farmacia Hospitalaria de dicho centro.

El primer paso para la digitalización fue establecer un sistema interno que ayudase a la toma de decisiones clínicas, enfocado a la seguridad del paciente y a la eficiencia en la utilización de los medicamentos. Se puso en marcha Higea (Herramienta Inteligente de Gestión de Efectos Adversos), que conectaba la prescripción electrónica de los médicos del hospital con las unidades de análisis diagnóstico, de forma que cada vez que hubiera un problema de seguridad del paciente se lanzase una alerta para prevenir contraindicaciones.

El siguiente paso fue desarrollar una plataforma de aplicaciones con el objetivo de seguir cuidando del paciente más allá del hospital. «El problema surge cuando se va de alta a su domicilio y empieza con todo tipo de dudas relacionadas con la medicación», explica María Sanjurjo.

Empezaron en 2016 con pacientes oncológicos que, gracias a la aparición de fármacos orales, pueden seguir el tratamiento en el domicilio. «Nuestra primera app, OncoSalud, obtuvo grandes resultados en cuanto a seguridad, eficiencia y satisfacción. Los pacientes nos dicen que les tranquiliza muchísimo tener farmacéuticos al otro lado de la app y poder contactar cuando tienen dudas», afirma Sanjurjo. La atención es 24 horas todos los días del año. Ante los buenos resultados, el proyecto siguió creciendo. Ampliaron la plataforma con e-MidCare, una app para pacientes con enfermedades inflamatorias mediadas por inmunidad (artritis reumatoide, espondiloartropatías, psoriasis, artritis psoriásica, enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa) y este año han desarrollado FarMcuida, para pacientes crónicos complejos. A nivel interno, también siguen ampliando Higea, con la que están trabajando para conectarse con Radiología y Anatomía Patológica.

Telefarmacia
La pandemia supuso un auténtico desafío para el sistema sanitario, pero en el Gregorio Marañón la digitalización facilitó las cosas. «Con el Covid, los pacientes tenían una gran dificultad para contactar con el sistema sanitario. Tener implantada la app fue súper útil. Les da mucha tranquilidad y confianza», afirma Vicente Escudero, responsable del proyecto. La mayoría de consultas a través de la app son por interacciones con otra medicación o por efectos adversos que suelen aparecer a la semana de empezar el tratamiento, antes de la siguiente cita programada por el médico. «Identificamos de forma precoz un efecto adverso, lo que nos permite poder anticiparnos y decidir si es una urgencia. El paciente que tiene la app va menos a urgencias y tiene menos ingresos que el que no la tiene», asegura. A aquellos que no pueden utilizar la app por la razón que sea, se les facilita un teléfono de contacto 24 horas.

Para evitar desplazamientos innecesarios, al inicio de la pandemia se puso en marcha un servicio de telefarmacia con entrega de medicación en domicilio para los más vulnerables. «Es un servicio muy valorado por los pacientes. A final de 2021 llevamos más de 10.000 entregas de medicación», explica Carmen Rodríguez, farmacéutica y responsable del proyecto, quien señala que el perfil del beneficiario es el de un paciente «con mucha dependencia, comorbilidades, con problemas de movilidad y que depende de algún cuidador».

El objetivo de todas estas iniciativas es que el paciente «no se sienta desamparado», señala la jefa del Servicio de Farmacia. El equipo quiere que en un futuro las aplicaciones estén disponibles para todo tipo de patologías graves y crónicas cuyo tratamiento es complejo. «Tenemos que avanzar en la transformación digital de la asistencia sanitaria. Nuestro trabajo no termina con el alta del paciente, tenemos que seguir mejorando la comunicación y escuchar aún más su voz», concluye Sanjurjo.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This