Oops...
Slider with alias none not found.
Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.

Los Duques de Sussex pierden en los Premios Emmy


Oops...
Slider with alias none not found.




La reunión de dos horas que Oprah Winfrey mantuvo con el Príncipe Harry y Meghan Markle en marzo y que conmocionó a la monarquía británica se quedó este domingo sin el Premio Emmy al que optaba en la categoría de Mejor Serie de No Ficción, galardón que perdió frente al programa 'Searching for Italy', presentado por el actor Stanley Tucci. Los premios, que se celebran en dos tandas — el próximo 19 de septiembre se entregarán los galardones más importantes— habían nominado a Oprah por la controvertida charla emitida en CBS y que hasta la fecha ha sido seguida, según datos de la cadena, por 49 millones de personas en todo el mundo. Los Duques de Sussex no asistieron a la discreta ceremonia de los Emmy, que en su primera gala entregaron, en su mayoría, premios de categorías técnicas. La ceremonia principal tendrá lugar la semana próxima. Pensamientos suicidas La charla entre los Duques y Oprah fue la primera entrevista televisada de la pareja desde que renunciaron a su trabajo como miembros de la Familia Real y representantes de Isabel II. Entre los muchos titulares de la entrevista, uno de los más comentados fue las supuestas reticencias de la Familia Real británica con el color de piel de Markle. «Ya cuando éramos novios el tema de la raza era constante y supe que no iban a cambiar», dijo Harry. Su mujer explicó una de las conversaciones más incómodas que tuvo él con su familia y que éste se negó a contar. «Les preocupaba qué tan oscura iba a ser su piel por lo que negaron a Archie el título de Príncipe, algo que no han negado a ningún otro miembro de la familia y también le quitaron su seguridad», reveló. También Meghan admitió pedir ayuda dentro de la Institución por sus pensamientos suicidas. «Sentía que ya no quería vivir», admitió llorando. «Estaba avergonzada de contárselo a Harry, pero sabía que si no lo hacía, me suicidaría. Simplemente no quería vivir. Era real, era aterrador, y era un pensamiento constante que yo no había tenido antes». Sin ayuda de nadie dentro de la Institución de la Monarquía, donde no era una empleada, Meghan se vio obligada a guardar sus pensamientos para ella. «No puedes simplemente llamar a un Uber al palacio», bromeó, y agradeció a una amiga de la madre de Harry su ayuda. «Solo los amigos cercanos a Diana me ayudaron, ellos entendían lo que sufría».

spot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí