Los Leones del Escogido del 1955

"La palabra progreso no tiene ningún sentido, mientras haya niños infelices…Albert Einstein" “

Los Leones del Escogido en la pelota de La Normal, en cuatro temporadas 1951-54 no ganaron una corona, y terminaron con récord de 101 victorias y 108 derrotas.

De ese béisbol de Verano, uno de los seguidores más fieles del colectivo escarlata fue el inmortal Tomás Troncoso Cuesta a quien está dedicado el torneo 2022-23, donde ya los Tigres del Licey y los Toros del Este comenzaron a quitarse el óxido.

Abro un paréntesis para dedicar este BRV a Manelik Castro, seguidor de los Leones del Escogido, quien falleció el pasado miércoles.

A partir de 1955, con la inauguración de la “Época de las Luces” un nuevo amanecer llegó para los Leones del Escogido con Francisco Martínez Alba de presidente y el general Ramfis Rafael Trujillo Martínez, de asesor, quienes armaron un trabuco, una poderosa maquinaria.

Desde el primer enfrentamiento de los eternos rivales Tigres del Licey y Leones del Escogido, el 27 de octubre, los melenudos, piloteados por Frank Genovese, dieron el primer golpe obteniendo la victoria 4×1. La crónica del diario El Caribe del 28 de octubre de 1955 por Héctor Celado (padre de Américo) dice: “El lanzador zurdo Ken Lehman mezcló curvas, drops, sliders y nudillos ante una asistencia que lleno el lujoso y cómodo estadio Trujillo para guiar a la victoria al Escogido”.

Ken Lehman, valioso prospecto de los Dodgers de Brooklyn se marchó debido al embarazo de su esposa y fue sustituido por Kart Spooner.

En la serie regular, el Escogido finalizó con récord de 35 victorias y 18 derrotas. Las Águilas y el Licey empataron en segundo con 30-23 y las Estrellas en el último lugar con 11-42. En la serie semifinal pactada a un tres-dos, las Águilas le ganaron en los dos choques al Licey.

Otro aspecto que le daba un sabor especial a este primer campeonato fueron los acuerdos de trabajo entre los equipos locales y los de Grandes Ligas. Los Tigres despachaban con los Cardenales de San Luis y los Yanquis, los Leones con los Dodgers de Brooklyn y los Gigantes de New York, las Águilas con los Piratas de Pittsburgh y las Estrellas con los Bravos de Milwaukee.

El 5 de febrero de 1956 los Leones del Escogido conquistaron el banderín del primer torneo bajo luces derrotando 4-3 a las Águilas del Cibaeñas. El periódico El Caribe, en su edición del lunes 6 de febrero, en la primera página trajo a 8 columnas el titulo siguiente: “Leones ganan campeonato Padre de la Patria”. La reseña del juego en la primera página y en la página 7 de la sección deportiva aparece con un título en grande: “Escogido campeón 1956”.

Los Leones del Escogido, luchando con tenacidad desde el comienzo hasta el último out se alzaron con la victoria frente al colectivo del Cibao 9 carreras por 4. El lanzador ganador fue el estadounidense Jim Hughes, quien lanzó seis episodios; perdió Bob Alexander. Fue la tercera victoria para Hughes en la serie y junto a Willie “El Loquito” Kirkland y Osvaldo Virgil que batearon .500 fueron los pilares del triunfo rojo.

La crónica de Héctor Celado en El Caribe dice: “Jim Hughes empleó lanzamientos de tornillo y de resbalón y más bien parecía flotar la bola cuando empleaba el nudillo”. La serie estaba pactada a siete juegos y se fue al máximo. La crónica de Celado agrega: “Las Águilas perdieron, pero no sin antes dar demostración de su poderío de bateo anotando cuatro carreras, dos en la séptima y dos en la octava”.

No fue una victoria a cogerse de las manos. La lucha resultó digna de la corona; fue una lucha heróica de ambas novenas.

Los Leones alinearon con Charles Neal (2B), Allan Ritcher (SS), Don Hoak (CF), Willie Kirkland (RF), Osvaldo Virgil (3B), Pepe Lucas (1B), Walter James (C) y Macuquín Félix (LF).

Los lanzadores fueron Kart Spooner, Jim Hughes, Charles Templeton y George Sackie.

Un día como hoy en …

  • Un día como hoy en … 1956, Osvaldo José Virgil Pichardo, nativo de Montecristi, se convierte en el primer dominicano en pisar un diamante de Grandes Ligas, el Polo Grounds, a los 24 años de edad, con los Gigantes de New York. El primer juego de “El Orégano” fue frente a Filadelfia, séptimo en el line up, defendió la tercera base y falló en cuatro turnos.

  • 2964, Ricardo Joseph, tercera y primera base del Richmond, con el Dallas en la Costa del Pacífico bateó .278 (425-118) con 16 jonrones.

  • 1964, Elvio Jiménez, jardinero del Richmond, Triple A, de los Yanquis promedió .276 (570-169) con 86 remolcadas. Fue subido por los Yanquis.

  • 1985, José Rafael González, Dodgers, dispara su primer hit en las Grandes Ligas, un sencillo a Jeff Calhoun de Houston.

  • 1987, George Bell, Toronto, dispara su jonrón 47 frente a Baltimore, estableciendo marca para un latino. El récord anterior era de 46 por el puertorriqueño Orlando Cepeda, de San Francisco.

  • 2001, Sammy Sosa conecta tres jonrones vs Houston para convertirse en el primer jugador en las Grandes Ligas con tres jonrones en un mismo juego en tres partidos.

  • 2008, Manny Ramírez, Dodgers, conecta dos jonrones y se une a Carlos Beltrán como los únicos ligamayoristas con 50 carreras impulsadas en cada liga en una temporada.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí