Magritte, el gran ilusionista

Oops...
Slider with alias none not found.

Se empecinó en que una pipa no es una pipa. Y nos convenció a todos de ello. Creó un mundo fantástico –con sello propio y claramente identificable por el gran público– donde hombres con bombines que levitan tienen manzanas por rostros, donde es noche y día al mismo tiempo, y en el que hay pájaros y personas con ‘piel’ de cielo, ese hipnótico cielo Magritte de un azul intenso, cubierto de nubes, que se ha convertido en su seña de identidad. Como ocurre con todo buen mago que se precie, nada es lo que parece, y los trucos de este gran ilusionista quedan ocultos a ojos del espectador. Magritte saca de la chistera composiciones audaces y magnéticas capaces de cuestionar… Ver Más

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí