Maxime Bernier, el ‘trumpista’ canadiense que le puede hacer un favor a los liberales

Oops...
Slider with alias none not found.

Sus seguidores le llaman ‘Mad Max’ -‘el loco Max’-, una referencia a la película distópica de finales de los setenta y a su carácter. Maxime Bernier es el líder del partido que él mismo creó en 2018, el Partido del Pueblo de Canadá. Había dejado el Partido Conservador, con el que fue ministro de Exteriores, por el endurecimiento de sus posiciones en inmigración y multiculturalismo. Su partido aglutina al pequeño pero creciente electorado que se opone a las políticas liberales tradicionales de Canadá: laxitud migratoria, control de armas, estado de bienestar o lo que denomina el «alarmismo por el cambio climático». Por oponerse a estas materias ‘sagradas’, algunos le han definido como la versión ‘trumpista’ de Canadá. Bernier, libertario y populista, se ha hecho hueco en la pandemia entre el sector de votantes opuestos a las vacunas -sobre todo, a su obligatoriedad- y a las fuertes restricciones que Trudeau y los gobiernos regionales han impuesto a la población y a los negocios. Su partido, que hace dos años tenía un apoyo casi simbólico, ha subido en campaña en las encuestas hasta situarse en el entorno del 6%. Esto podría suponer, de forma paradójica, un empujón para Trudeau, ya que Bernier podría restar apoyos a los conservadores de O’Toole -el favorito de la derecha- en distritos muy disputados con el primer ministro.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí