Meghan Markle dice que estaba feliz de dejar la realeza

La familia real británica no tiene respiro con las declaraciones que emiten Meghan Markle y el príncipe Harry y en la última de ellas la Duquesa de Sussex aseguró que estaba “feliz” de irse del Palacio de Buckingham, en parte porque con la boda había perdido el control de sus redes sociales y entregarlas a personas que proferían insultos racistas contra sus hijos.

Durante la entrevista con The Cut de la revista New York Magazine, Markle, de 41 años, insistió en que ella y Harry nunca tuvieron una oportunidad con la familia real, porque “solo por existir, estábamos alterando la dinámica de la jerarquía”.

La decisión de continuar con caminos distintos a los trazados por la realeza, así como el proceso legal que abrió con su padre, terminaron por destrozar la familia tanto de Markle como la de Harry, admitió la actriz.

A pesar de lo que ha costado la emancipación de la pareja, que ya ha procreado dos hijos, Markle resaltó lo emocionada que está de poder hablar, antes de arremeter una vez más contra la familia de su esposo en la conversación con Allison Davis.

RELACIONADAS

Cultura

Meghan Markle revela que su hijo Archie casi muere en un incendio en el primer episodio de su podcast

"¿Quieres saber un secreto?", dijo Markle a Davis, “estoy volviendo… a Instagram”, anunció, lanzando su mayor queja sobre su breve tiempo como miembro de la realeza: el cómo tuvo que sacrificar su vida en línea.

Tras la boda con Harry, la única cuenta de Instagram fue @KensingtonRoyal, la cual era compartida con el príncipe William, y la esposa de William, Kate Middleton, y sobre la que no tenía control.

“Fue un gran ajuste, un gran ajuste pasar de ese tipo de autonomía a una vida diferente”, se quejó quien había cosechado alrededor de tres millones de seguidores durante en años en la red social.

En ese momento, en lugar de publicar sus propias instantáneas, las imágenes históricas se compartieron con los observadores reales de todo el mundo a través de la prensa.

"Existe literalmente una estructura por la cual, si desea publicar fotos de su hijo, como miembro de la familia, primero debe dárselas a Royal Rota", se quejó sobre el grupo real de medios del Reino Unido.

"¿Por qué le daría a las mismas personas que llaman a mis hijos "negros" una foto de mi hijo antes de poder compartirla con las personas que aman a mi hijo?" se preguntó.

Aunque Markle no especificó a quien acusaba por los insultos racistas contra sus hijos, pero The Cut enfatizó lo notablemente alterada que aún esta por esa situación.

“Dime cómo tiene sentido eso y luego jugaré ese juego”, dijo.

RELACIONADAS

Farándula

Serena Williams le cuenta a Meghan Markle sobre la lesión de su bebé antes del partido

Markle explicó que la decisión el 8 de enero de 2020 de abandonar sus deberes con la realeza y obtener independencia financiera tuvo que ver con un freno al “disfraz de interés público” sobre sus vidas, ya que se justifica porque "eran financiadas" por los contribuyentes.

Si dejaban el país y ganaban su propio dinero, “entonces tal vez todo el ruido se detendría”, dijo Meghan, indicando que al principio esperaban servir en otras partes de la Commonwealth británica, como Canadá.

“Cualquier cosa por solo… solo por existir, estábamos trastornando la dinámica de la jerarquía. Entonces decimos, 'Está bien, bien, salgamos de aquí'. Feliz de hacerlo'”, dijo.

“Eso, por la razón que sea, no es algo que nos permitieran hacer, a pesar de que varios otros miembros de la familia hacen exactamente eso”, se quejó, sin citar ejemplos específicos.

Markle dijo que su regreso al Reino Unido para participar en el Jubileo de Platino de la reina Isabel II fue “surrealista”y “agridulce”, al tiempo que expresó "que nada de eso tenía que ser así".

“Yo era actriz…, todo mi trabajo fue, 'Dime dónde pararme. Dime qué decir. Dime cómo decirlo. Dime qué ponerme y lo haré'”, recordó Markle, quien dijo que pensó que esta experiencia en la farándula le iba a servir para afrontar la vida real.

Sin embargo, aseguró que le faltó preparación y manifestó que habría deseado ver algunas películas que advirtieran de las posibles presiones, como "El príncipe y yo" de 2004, en la que Julia Stiles interpreta a una estudiante que se enamora de un príncipe danés, solo para chocar con su familia.

"Sí. Eso hubiera sido muy útil. Habría sido un tutorial muy importante haber tenido antes de todo esto”, exclamó en tono sarcástico mezclado con seriedad, según señala el entrevistador.

Markle aseguró que siempre ha podido hablar sobre su paso en el Palacio de Buckingham, que en todo momento ha dependido de ella la decisión de hacerlo o no, pero que no estaba preparada para hacerlo aún, insinuando que vendrán muchas cosas.

“Puedo hablar sobre toda mi experiencia y tomar la decisión de no hacerlo”, dijo, diciendo que solo se ha contenido porque “todavía se está recuperando”.

“Creo que el perdón es muy importante. Se necesita mucha más energía para no perdonar… Pero se necesita mucho esfuerzo para perdonar. Realmente he hecho un esfuerzo activo, especialmente sabiendo que puedo decir cualquier cosa”, expresó la mujer negra que se enorgullece de haberse casado con el príncipe Harry, y dice que el verdadero problema es que sea estadounidense.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí