MG, en el I Eco-rallye de Madrid

Escrito por el noviembre 20, 2021

Los rallyes para coches ecológicos en los que demostrar al público el bajo consumo de los modelos eléctricos e híbridos se siguen extendiendo por todo el país, y tras varias competiciones en País Vasco, Cataluña, Galicia, Canarias o la Comunidad Valenciana, este año llegó por fin a la capital, con la disputa del I Eco-rallye de Madrid, patrocinado por la compañía eléctrica EDP.

Allí nos inscribimos en la categoría de híbridos enchufables con un modelo de la marca MG, el EHS gracias al apoyo de MG España, de los concesionarios Vedat Import -Valencia- y Gil Automoción -Madrid- y de tres empresas más, los cargadores domésticos para coches eléctricos V2C, fabricados en España, la empresa de cargadores en carretera EasyCharger y la marca ‘iluminer v16’, fabricante de los nuevos indicadores de emergencia obligatorios.

El protagonista era sin duda el MG EHS. La clásica marca inglesa es ahora propiedad del grupo asiático SAIC, que ha mantenido un departamento de diseño y producción en Inglaterra, donde centralizaba hasta ahora sus ventas en Europa. Tras lanzar una gama de modelos muy competitiva y con la popularización de los modelos eléctricos al alza, ‘Morris Garage’ ha decidido expandirse por Europa, y en España lo ha hecho de manera oficial, contando con concesionarios ‘de toda la vida’ pertenecientes a grandes grupos que dan una garantía extra de ventas y servicio. En cuanto a la gama, el superventas es el EHS híbrido enchufable, y en la gama hay dos eléctricos, el ZS y el Marvel R. A ellos se sumarán un familiar eléctrico, el Model 5 y, este mismo año, el ZS en versión gasolina.

Tras recoger nuestro EHS llegamos a las verificaciones de la carrera, a última hora, sin entrenar y sin apenas conocer el coche, errores que después nos pasarían factura. Pero nuestro objetivo principal no era competir, sino dar a conocer el coche y su tecnología, y para ello nos acompañó como copiloto Alejandro Pérez, un conocido youtuber especializado en coches ecológicos y para el que el rally de Madrid suponía su primera experiencia en competición.

En un eco-rallye no se mide la velocidad, sino la regularidad y consumo. La regularidad consiste en circular por tramos de carretera abiertos al tráfico -y por tanto respetando todas las normas- en los que hay que mantener una velocidad promedio de, por ejemplo, 45 kilómetros por hora, en todo el recorrido, lo que obliga a ser muy finos con el acelerador y mantener el carril sin posibilidad de trazar para no hacer menos metros. Cuanto peor se hace, más puntos se suman, y a esta clasificación se suma después la del consumo durante el rallye para valorar la economía al volante.

Tras las verificaciones de seguridad nos dirigimos a la Plaza de Colón, donde se expusieron los coches, con gran expectación ante el MG entre los propios profesionales de comunicación de diferentes marcas, público general y también compañeros de prensa. La marca ha hecho un trabajo excepcional en este coche, y el interior es de calidad premium, con unos asientos delanteros de aspecto deslumbrante, salpicadero con luces led de varios colores, un cuadro de relojes y pantalla muy aparentes y un maletero enorme… del que no paraban de salir adhesivos de las marcas que nos patrocinaron en este rallye.

El modelo tiene un motor 1.5 turbo gasolina de 152 CV y otros eléctrico con 128, y rinde una potencia conjunta de 258 CV. La autonomía eléctrica es de 52 kilómetros, suficiente para pasar el día a día en un SUV que, por su tamaño, compite con los Ford Kuga, Citroën C5 Aircross o Hyundai Tucson, por nombrar tres de los modelos líderes. Tiene etiqueta cero, y un diseño exterior que convence, con aires de Mazda en su frontal y de BMW en la trasera.

De cara al rallye nuestro coche tenía algún handicap. Por ejemplo, para simplificar la conducción no tiene varios ‘modos’ de uso, así, mientras otros rivales funcionaron siempre en modo ‘eco’, con menor potencia y menor consumo, nuestro MG iba siempre con el rendimiento ‘normal’, En nuestro caso solo podemos elegir el modo EV de conducción eléctrica y, además, nos olvidamos de conectarlo en el primer tramo. El resultado fue un consumo más alto además de un desastre en las mediciones de tiempos que nos iban a lastrar durante el rallye.

Zona de carga para los participantes. –
Poco a poco le fuimos cogiendo el truco al coche, a los tramos de Madrid y al funcionamiento de las aplicaciones que permiten atinar al máximo en este tipo de rallyes, y remontamos hasta la sexta posición final, un resultado muy bueno dado que los pilotos de delante eran todos profesionales con amplia experiencia en este tipo de rallyes. Y eso sin contar con los directos desde los tramos, con los que Alejandro Pérez mantuvo enganchada a su audiencia.

Tras acabar el rallye y computar el consumo de combustible descendimos a la novena posición, seguramente por no haber llenado adecuadamente el depósito antes del rallye, lo que nos dio una clara desventaja.

El resumen final es el de una experiencia muy satisfactoria. Conocimos y dimos a conocer tanto el rallye como este coche tan completo y competitivo, a la venta desde 27.600 euros una vez descontadas las ayudas del plan moves, Además, disfrutamos de un fin de semana compitiendo con pilotos como Luis Moya -excopiloto de Carlos Sainz-, el campeón de turismos Luis Villamil, el piloto de rallyes de tierra Álvaro Acevedo, el reciente ganador del rallye de alicante Surhayen Pernía… Durante el rallye solo echamos de menos algo o, mejor dicho, alguien: al recientemente fallecido José Ramón Oller, periodista, experto en automoción y en coches eléctricos y cuyo carisma siempre estará presente en este tipo de competiciones, en las que nos aconsejaba a pesar de ser rivales en cada momento.

Nuestro vehículo acaparó muchas miradas. –


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!