Muere María Fernanda d’Ocón, una actriz «de verdad y de la tierra»

Escrito por el marzo 24, 2022

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
«Me encanta el teatro, pero me gusta más vivir. Me gusta mucho el ser humano, y estoy llena de vivencias maravillosas con todo tipo de gente». Son palabras de María Fernanda d'Ocón, encantadora actriz y ser humano, que ha fallecido a los 84 años en la localidad barcelonesa de Gualba, donde vivía con sus sobrinos según informa Antonio Castro.

Nacida en Valencia el 2 de noviembre de 1937, María Fernanda d'Ocón (su nombre real era María Fernanda Conejos Gómez) es recordada, especialmente, por su inolvidable papel de Benina en 'Misericordia', un histórico montaje de la obra de Benito Pérez Galdós que José Luis Alonso dirigió en el Teatro María Guerrero en 1972. La actriz, que compuso maravillosamente un personaje de mucha mayor edad que ella, obtuvo el Premio Nacional de Teatro de aquel año.

María Fernanda d'Ocón, en la reposición de 'Misericordia' en 2002

ABC
En una entrevista realizada hace pocos años para la revista 'Figuras', del Centro de Documentación Teatral, recordaba: «Cuando José Luis Alonso nos leyó la obra a toda la compañía, supe que sería el personaje de mi vida. Porque Benina es una vieja niña o una niña vieja, y eso es algo que encaja con mi forma de ser, de mirar. ¡Me regaló noches fantásticas! Y premios, muchos premios. A pesar de contar con los más prestigiosos galardones que una actriz pueda anhelar, ella sigue recibiéndolos con sorpresa, gratitud y mucha ilusión: Los premios me llevan a la infancia; para mí son como una gran tarta que me dan porque he sido una niña buena».

Aunque su vocación primera era ser cantante de ópera, comenzó a estudiar interpretación por indicación de uno de sus profesores de canto, y aquello 'torció' su carrera. Con 15 años participó en un montaje del Teatro Español Universitario (TEU); poco después conoció a un actor, Mario Antolín, que acabaría de decidir su trayectoria como actriz… y personal, ya que se casaron en 1959.

En aquellos primeros años, María Fernanda d'Ocón trabajó con el Teatro de Cámara, el TEU, el Teatro de Ensayo de la Escuela Oficial de Periodismo, la Compañía Albar, el Teatro Ensayo Lara y el Teatro Recoletos, hasta que formó junto a su marido su propia compañía. En 1961 obtuvo un gran éxito al interpretar 'Melocotón en almíbar', de Miguel Mihura, en el Teatro Reina Victoria.

José Luis Alonso, con el que había dado sus primeros pasos escénicos, la llevó a mediados de los años sesenta al Teatro María Guerrero. Allí interpretó obras como 'La dama duente' (1966), 'Así es si así os parece' (1967), 'Cuatro corazones con freno y marcha atrás' (1967), 'Los bajos fondos', 'El concierto de San Ovidio' (1969), 'Dulcinea' (1971), 'Los caciques' (1972) y la mencionada 'Misericordia' (1972) -el montaje se repuso en 2001-.

«El teatro no es mi vida -dijo en una entrevista con ABC en 1998, con su habitual mirada sonriente y acogedora-. No soy una actriz vocacional. El teatro es el cuarenta por ciento de mi vida. El resto es mi vida real, y yo navego por muchos ambientes. Pero el teatro me ha dado momentos y sensaciones maravillosos que no habría podido vivir nunca, y es una hermosísima profesión».

Y es que las tablas, donde trabajó junto a Miguel Narros, Adolfo Marsillach, Cayetano Luca de Tena, Alberto González Vergel y Ángel Fernández Montesinos, entre otros, fueron su medio más habitual, una buena generación de niños la conoció por el programa 'La mansión de los Plaff', que interpretó entre 1979 y 1981. También destaca su recordada participación en uno de los episodios de 'Historias para no dormir', de Chicho Ibáñez Serrador.

No frecuentó el cine, aunque participó en un puñado de películas como 'El alcalde de Zalamea' (1954), 'Canción de juventud' (1962), 'Las cuatro bodas de Marisol' (1967), 'Caminos de tiza' (1988) y 'Mala yerba' (1991).

«Cada día es como si me sumergiera en agua fresca. Mi forma de interpretar tiene mucho que ver conmigo. En cada uno de nosotros hay muchas personalidades, y hay que buscar las que tiene también el personaje. Yo puedo ser santa, asesina, lista, torpe, perversa…»


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This