Padres en ‘modo avión’: Por qué ellas oyen mejor que ellos el llanto del bebé por la noche

Escrito por el abril 22, 2022

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
Aunque hoy en día, los padres participan en la crianza de sus hijos más que años atrás, en la mayoría de las familias sigue habiendo aún diferencias significativas en cuanto a quien hace según qué cosas. Hace años, certifica la psicóloga Laura Cerdán (Instagram @lcpsicologia), «era el padre quien salía a trabajar, quedándose la mujer al cuidado de la casa y de los niños. Aunque hoy en día, la mujer trabaja igualmente fuera de casa, hay tareas que sigue teniendo que hacer como si no trabajara. Y la verdad es que la sociedad actual exige a las mujeres trabajar como si no tuvieran hijos y criar a sus hijos como si no tuvieran ningún otro trabajo. Esta exigencia a nivel social, junto la asunción por parte de las mujeres de determinadas tareas que tradicionalmente hemos hecho nosotras hace que se perpetúen ciertos hábitos en los hogares».

¿Qué hay de cierto en que los hombres no escuchan a los bebés o hijos por la noche y la smujeres, por contra, oyen el vuelo de una mosca y se levantan como un resorte para atenderlos?

Por un lado, está la explicación que comentaba más arriba. Actualmente, el permiso de paternidad se ha igualado al permiso de maternidad, pero no debemos olvidar que, hasta hace solo 4 años, el permiso de paternidad era de 5 semanas. Eso ha perpetuado durante años la creencia de que papá ha de madrugar para ir a trabajar y mamá, no. Por tanto, mamá puede levantarse durante la noche tantas veces como haga falta mientras que papá necesita dormir del tirón para que pueda descansar bien. Sin tener en cuenta que a lo mejor el día a día de la madre es igual de atareado y duro como el del padre.

Aún hay quien sigue pensando que el puerperio es estar de vacaciones con tu bebé en brazos.

Bueno, claro. Hay quien piensa que, si una mujer se queda en casa a cuidar al bebé, sin tener un sueldo, debe asumir todas la carga de la casa y la crianza. Incluso hay padres que duermen en otra habitación dejando a la madre en la misma habitación que el bebé para que sea ella quien lo atiende cuando éste se despierte. Y también hay quien relaciona la responsabilidad de atender al bebé durante la noche con la lactancia materna. Seguro que en más de una ocasión hemos oído la frase «es que no me quiere a mí, quiere a su madre porque le da el pecho».

En estos casos, las creencias propias sobre el rol que debe asumir cada progenitor en la crianza hacen que el padre simplemente delegue la función de atender a su bebé en la madre y se prepare para descansar durante la noche. El papá que se va a dormir a otra habitación no puede alegar que no oye al bebé puesto que, si realmente fuera así, no necesitaría cambiar de habitación para dormir.

De todas formas, ¿hay una explicación científica en todo este asunto?

Sí. De hecho, existe también otra explicación que agradará más a los papás que no se levantan durante la noche, y ésta la encontramos en la neurociencia. El Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos (NIH) llevó a cabo un estudio en 2013 sobre cómo responde el cerebro humano al llanto del bebé y puso de manifiesto que el cerebro de las mujeres parece «programado» para atender al llanto del bebé. En sus estudios, pudieron observar mediante el uso de escáneres cerebrales que, en las mujeres, los patrones de actividad cerebral cambiaban de forma abrupta a un «modo atento» cuando escucharon el llanto del bebé, mientras que los cerebros de los hombres permanecían en «estado de reposo». Además, se vio que a nivel emocional también existen diferencias, pues ante el llanto de un bebé, las mujeres muestran más predisposición a sentir simpatía por el pequeño y es mucho más probable que quieran atenderlo y cuidarlo. Sin embargo, esto sólo explica no una respuesta distinta, no una falta de respuesta ante la demanda del bebé.

¿Es posible invertir esta tendencia, por lo que parece común a muchos hogares?

Creo que aún hay cosas que mejorar a nivel de sociedad. Como decía, el hecho de que el cerebro femenino y masculino respondan de manera diferente, no quiere decir que el padre sea totalmente incapaz de oír el llanto de su bebé. Me pregunto qué pasaría si mamá no durmiera en casa. ¿Acaso el padre no atendería a su bebé en toda la noche por mucho que éste llorara? Eso nos parecería imposible. Sin embargo, es una tarea que en muchos hogares se ha dado por supuesto que debe hacer la madre: porque no trabaja, porque trabaja menos horas, porque su trabajo exige menos, porque ella es la que da el pecho, etc. Y en esos motivos, hombre y mujeres nos hemos enrocado en hacer las cosas de una determinada manera, que perpetúa aún grandes diferencias en la manera de criar.

Hay que cambiar el enfoque. La mujer que se queda en casa al cuidado de su bebé no está de vacaciones. Trabaja cuidando a su bebé 24 horas al día, 7 días a la semana. No conozco ningún trabajo que exija tantísimo. Y eso quiere decir que también está cansada, porque durante el día difícilmente tendrá tiempo ara descansar con su bebé en brazos. Si queremos que el padre se responsabilice de su paternidad con todo lo que ello conlleva, hay que empezar a cambiar pequeñas cosas como ésta.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This