Plantean país necesita un plan contra la hepatitis C que descentralice el acceso al tratamiento

Oops...
Slider with alias none not found.

Especialistas en gastroenterología explicaron la necesidad que existe en el país de implementar un plan nacional de hepatitis C en el que se pueda trabajar con consistencia en el diagnóstico de los enfermos, así como simplificar y descentralizar el acceso al tratamiento.

Durante su participación en el XXIX Congreso Dominicano de Gastroenterología, celebrado del 7 al 10 de octubre en Bávaro, provincia La Altagracia, bajo el auspicio de Gilead Sciences, Inc. (Nasdaq: GILD, los expertos también resaltaron la importancia de incrementar el tratamiento temprano de la hepatitis B.

“La hepatitis C representa una carga y un problema para la salud pública, por lo que es necesario establecer más controles y aplicar los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para su eliminación”, afirmó el especialista en la atención de hepatitis virales, Fernando Contreras.

El doctor Contreras, pasado presidente de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (ALEH), centró su exposición en los retos y oportunidades que existen para la eliminación de la hepatitis C, partiendo de la simplificación del proceso de acceso al tratamiento.

Entre tanto, el doctor español José Luis Calleja enfocó su participación en el progreso que se viene haciendo en España para la eliminación del virus de la hepatitis C.

“Podemos dar testimonio de una experiencia de éxito, lo cual tiene mucho que ver con que se realizó un plan nacional. En el año 2015, la industria farmacéutica, el gobierno, pacientes y personal médico nos pusimos de acuerdo para tratar a los pacientes de hepatitis C y darles acceso a los tratamientos”, dijo conforme una nota de prensa.

Mientras que, el doctor argentino Adrián Gadano abarcó el tema de ¿cuándo y cómo tratar la hepatitis B?.

“Continúa siendo un problema de salud de gran relevancia a nivel global, y particularmente en nuestra región latinoamericana”, alertó el especialista argentino.

Señaló, además, que “el principal desafío que tenemos por delante es el de poder diagnosticar a tiempo la gran cantidad de pacientes infectados aún sin diagnóstico, ya que en estos pacientes la enfermedad puede avanzar y dañar gravemente el hígado”.

Llamó la atención sobre el hecho de que en muchos pacientes la enfermedad progresa de manera asintomática, ocasionando que puedan transmitir el virus a otras personas, expandiendo así la enfermedad.

“Solo el 10 % de la población está diagnosticada, por lo que se necesitan más controles y facilitar el acceso al diagnóstico. Los médicos también deben tenerla en mente para solicitar el diagnóstico”, indicó.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí