¿Por qué estamos ante el regreso más incierto de Nadal?

Escrito por el diciembre 17, 2021

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
No es Rafa Nadal el tipo de jugador que disfrute yendo a los torneos solo para figurar. Por eso, su participación en el de Washington el pasado mes de agosto, saldada con una dolorosa derrota en segunda ronda por molestias en el pie, supuso un punto de inflexión para él. Después de quedarse sin disputar Wimbledon y los Juegos Olímpicos, y tras probarse sin suerte en la capital estadounidense, el balear decidió frenar hasta que su lesión diera signos de mejoría real. Un parón de 133 días que terminará hoy ante Andy Murray (16.00 horas, Movistar+) con su regreso a las pistas en el Mubadala World Tennis Championships, un torneo de exhibición que le servirá como primera toma de contacto tras meses de entrenamientos.

No es la primera vez que Nadal vuelve de una lesión y lo hace a lo grande, pero esta vez hay muchos condicionantes que invitan a ser más cautos. El primero es la edad. Cumplidos ya los 35 años, hasta el propio Nadal sabe que su final se acerca y que si quiere alargarlo debe aprender a convivir con el dolor, algo que ya ha hecho con éxito en el pasado. «No se trata de dolor. Tuve dolor muchas veces durante mi carrera, casi todo el tiempo, de hecho. Por eso, se trata más de tener la oportunidad de poder manejar ese dolor para competir bien», explicaba ayer el balear en la rueda de prensa previa a su regreso.

En estos casi cinco meses de baja, Nadal ha alternado grandes entrenamientos con otros en los que el pie no le daba tregua. Por eso mismo, sabe que las molestias durante un torneo serán algo habitual, aunque la idea es que el trabajo de prevención y fortalecimiento que ha hecho desde que acabó Roland Garros le permitan competir de la mejor manera posible.

Por delante tiene un reto mayúsculo, que es el de alcanzar su Grand Slam número 21, que le colocaría por delante de Federer y Djokovic como el más grande de todos los tiempos. Para conseguirlo, la primera oportunidad la tendrá en Australia, donde la presencia del serbio es aún dudosa, pues nadie sabe si está o no vacunado y es condición imprescindible estarlo para acceder al país. «Si estoy sano, todavía tengo el fuego interior para seguir y luchar por mis objetivos», asumía un Nadal que ha reforzado su equipo con la presencia de Marc López, con el que consiguió el oro en dobles en Río 2016 y que seguramente sea el entrenador que le acompañe en su gira por Australia. Allí está previsto que participe en el torneo de Melbourne del 3 al 9 de enero antes de disputar el primer grande del año, del 17 al 30 del mismo mes en la ciudad oceánica.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This