Qué hacer para evitar las piernas cansadas: ejercicios y alimentación

Oops...
Slider with alias none not found.

Las piernas cansadas, hinchazón, pesadez en todo el cuerpo y fatiga general son habituales después de un día largo de trabajo, de realizar deporte, por el embarazo o simplemente por culpa de la mala circulación… La acumulación de líquidos a lo largo del día se va generando por una mala circulación, bien porque hemos estado mucho rato de pie o, al contrario, hemos permanecido sentados demasiadas horas. A esta acumulación de líquidos que puede darse en todo el cuerpo y en especial en piernas y tobillos, se le llama edema. Es el efecto de la gravedad el que hace que esta hinchazón sea más notoria en pantorrillas y tobillos. Otra causa de la sensación de piernas cansadas puede ser por una alteración de la microcirculación cutánea, que es la encargada de la regulación térmica de la piel y del suministro de oxígeno. Esta alteración en la microcirculación también puede provocar reacciones inflamatorias, varices, celulitis… Ejercicios para piernas cansadas Para quienes trabajan sentados la mayor parte del tiempo, la farmacéutica Rocío Escalante aconseja levantarse cada hora y dar un paseo. También viene bien usar un reposapiés y evitar cruzar las piernas. De igual modo, las personas que sufran de piernas cansadas deberían tener la parte inferior de su cama ligeramente más elevada que la superior así como realizar ejercicio diario. Caminar o subir y bajar escaleras son los ejercicios base, aunque también estaría bien plantearse hacer alguna actividad más compleja: yoga, pilates, bailes… No siempre es necesario acudir a clases presenciales y es muy cómodo online. La alimentación que necesitas Si es fundamental el ejercicio, no menos importancia merece lo que comemos. Tanto la hidratación como los alimentos son factores primordiales para evitar o paliar las piernas cansadas. Además de beber agua (no tienen por qué ser dos litros de agua al día pero al menos un litro sí), hay que hidratar la piel a diario, y aprovechar el momento de aplicar la crema para darnos un masaje ascendente, con el que conseguiremos activar la circulación sanguínea. «Cuando sufrimos dolor de piernas, aconsejo aplicar la crema dos veces al día: mañana y noche», dice Rocío Escalante. Te interesa: Cómo mejorar la mala circulación de las piernas y los pies La buena alimentación es esencial para nuestro organismo y se refleja tanto interna como externamente. No se trata de hacer dietas estrictas, sino de aprender a comer bien, incluyendo todos los grupos de alimentos como frutas, verduras, pescados, legumbres, carnes, frutos secos… y evitar lo máximo posible la sal y los alimentos ultraprocesados. Hinchazón y embarazo Durante el embarazo, es frecuente sentir más o menos molestias, hinchazón, inflamación de algunas partes del cuerpo como la zona abdominal, las manos, los tobillos y los pies. El embarazo es una época muy especial, el cuerpo cambia debido a las hormonas y el crecimiento del feto y esto puede provocar muchas sensaciones, algunas más agradables que otras. Es fundamental moverse, así que mover las piernas en el aire como si estuviésemos pedaleando es un buen ejercicio. Además, también puedes probar a subir y bajar escaleras

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí