Refuerzan con soldados combate a incendio en España

Oops...
Slider with alias none not found.

España envió soldados al sureste del país para participar en el combate contra un enorme incendio forestal activo desde hace cuatro días.

El fuego en el municipio de Málaga ha destruido casi 7.000 hectáreas (17.300 acres) de bosque y fueron dispuestas nuevas evacuaciones. El total de desplazados asciende a unos 2.500.

Plan Infoca, la agencia de la región de Andalucía a cargo de las tareas de extinción de incendios, dijo que el domingo era un “día clave” para controlar el siniestro.

Las autoridades evacuaron el domingo de manera preventiva a 1.500 habitantes de Jubrique, Genalguacil y otras cuatro localidades. Otras 1.000 personas fueron desalojadas antes del fin de semana de otras zonas próximas a la localidad turística de Estepona, popular entre turistas y expatriados extranjeros.

Una unidad militar salió de la base castrense de Morón, en el sur de España, para sumarse a los más de 300 bomberos y 41 aeronaves extintoras que participan en el combate al incendio.

Los refuerzos fueron bien recibidos, pero bomberos como Rafael Fanega piensan que el fuego está “descontrolado” y pidió más apoyo en el campo. “Sinceramente veo muy poca gente”, dijo a The Associated Press tras la evacuación en Jubrique.

El sábado se logró un leve avance después de que las autoridades dijeran que aprovecharon las mejores condiciones climáticas para estabilizar el perímetro del incendio, lo que les permitió concentrarse en cuatro zonas cruciales.

Una combinación de altas temperaturas con vientos fuertes creó una tormenta perfecta que convirtieron el fuego que comenzó el miércoles en la noche en un “monstruo hambriento”, dijo esta semana Alejandro García, subdirector del Centro Operativo Regional y director técnico de extinción del Plan Infoca.

“La potencia y fuerza de este incendio es inusitada para lo que estamos acostumbrados a ver en nuestro país”, señaló García el domingo.

Infoca difundió fotografías aéreas en las que se ven enormes columnas de humo que se levantan de terreno accidentado que —afirma— ha dificultado a las cuadrillas el acceso por tierra.

Un bombero de 44 años falleció el jueves cuando participaba en las labores.

Los incendios forestales son comunes en el sur de Europa durante los meses cálidos de verano, pero han sido particularmente numerosos este año en el Mediterráneo, agravados por las intensas olas de calor de agosto.

En España, más de 75.000 hectáreas (186.000 acres) de bosque y maleza se han incendiado en los primeros ocho meses del año, según información oficial del Ministerio para la Transición Ecológica de España.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí