Solo Medvedev separa a Djokovic de la historia

Oops...
Slider with alias none not found.

Novak Djokovic se impuso en una gran semifinal del US Open ante Alexander Zverev, después de cinco sets muy disputados (4-6, 6-2, 6-4, 4-6, 6-2) y que mantuvieron en vilo al público de Nueva York hasta bien entrada la noche del viernes. Djokovic, el número uno del mundo, llegaba como favorito y con la oportunidad de colocarse en una final que le abre las puertas de la historia: convertirse en el tenista con más 'grandes' -por encima de Rafael Nadal y Roger Federer, con quienes está empatado a 20- y adjudicarse el 'Grand Slam'. Es decir, la victoria en los cuatro 'grandes' de la temporada, después de haberse llevado los de Australia, Roland Garros y Wimbledon. Nadie lo consigue desde que Rod Laver -que ayer estaba en uno de los fondos de Arthur Ashe, la central del US Open- en 1969. Enfrente tenía a Zverev, uno de los pocos que le han amargado la vida al tenista serbio este años. Fue en los Juegos Olímpicos de Tokio, donde le remontó un set en contra en las semifinales y le dejó sin 'Golden Slam', la misma gesta, pero con la medalla de oro. Solo lo ha conseguido Steffi Graf, en 1988, con los Juegos Olímpicos de Seúl. Ahora Djokovic se enfrentará en la final del domingo a Daniil Medvedev, que se impuso con suficiencia en la otra semifinal a Felix Auger-Aliassime. La joven promesa canadiense, de 21 años, bajo la supervisión de Toni Nadal -el tío y exentrenador de Nadal-, no fue rival para Medvedev, que ha sido el mejor tenista en pista dura en esta temporada. Medvedev, uno de los tenistas -como Zverev-, llamados a contestar la dictadura en el tenis que han impuesto el trío Federer-Nadal-Djokovic, tendrá la oportunidad de dar un portazo frente a Djokovic. Cada vez se acerca más: es su tercera final en un grande. La primera, en 2019, sufrió una remontada milagrosa en esta misma pista. La segunda, en Australia el pasado enero, ante el gran dominador de los últimos años y con el que se verá las caras este domingo. Ahora Djokovic se enfrentará en la final del domingo a Daniil Medvedev, que se impuso con suficiencia en la otra semifinal a Felix Auger-Aliassime. La joven promesa canadiense, de 21 años, bajo la supervisión de Toni Nadal -el tío y exentrenador de Nadal-, no fue rival para Medvedev, que ha sido el mejor tenista en pista dura en esta temporada. Medvedev, uno de los tenistas -como Zverev-, llamados a contestar la dictadura en el tenis que han impuesto el trío Federer-Nadal-Djokovic, tendrá la oportunidad de dar un portazo frente a Djokovic. Cada vez se acerca más: es su tercera final en un grande. La primera, en 2019, sufrió una remontada milagrosa en esta misma pista. La segunda, en Australia el pasado enero, ante el gran dominador de los últimos años y con el que se verá las caras este domingo.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí