Trucos para comprar coche de segunda mano sin que te engañen

Escrito por el noviembre 19, 2021

Ante la incertidumbre económica y la crisis provocada por la falta de componentes, que ha provocado que algunas marcas tengan problemas de abastecimiento en alguno de sus modelos, el coche de segunda mano, especialmente el seminuevo, se ha convertido en una buena opción para quienes quieren o necesitan cambiar de coche.

Pero antes de decidirse por la compra de un coche usado hay que tener en cuenta una serie de pautas con las que resultará menos probable que nos engañen en el proceso de compra. Estas son algunas de las claves:

Lo primero que hay que tener en cuenta es que «las gangas no existen». Hay que desconfiar de los precios excesivamente bajos. También conviene fijarse muy bien en la redacción del anuncio y rechazar aquellos que no parezcan demasiado claros.

Además es conveniente planificar la compra y partir de un rango de presupuesto sobre el que poder tomar una decisión racional y no emocional. Planificar la compra con tiempo y analizar cuáles son nuestras necesidades reales de coche y el tipo de modelo que mejor se adapta al uso que le vamos a dar.

En ocasiones es complicado saber si los kilómetros que marca el contador son los reales, pero para tener la mayor seguridad posible pediremos certificado de kilometraje y el libro de revisiones sellado o historial de mantenimiento.

Conviene saber el número de propietarios, si es nacional o de importación, y el tipo de uso que ha tenido (alquiler, taxi). Se puede pedir un informe en la DGT (cuesta 8,50 euros) para saber su historial y si tiene posibles embargos o multas pendientes.Se puede obtener este informe en la web de la Dirección General de Tráfico.

También hay que valorar el estado de carrocería, llantas y neumáticos. En los interiores el desgaste del volante, la tapicería y debajo de las alfombrillas nos pueden dar pistas. En algunas ocasiones los asientos se tapan con fundas para ocultar su estado real.

En el apartado mecánico, podemos solicitar un documento acreditativo emitido por una empresa certificadora (hay varias en el mercado) o, en su defecto, del taller o concesionario donde ha sido revisado. Si tenemos dudas podemos pedir una inspección en un taller de confianza.

Con todos los requisitos legales, junto a una descripción precisa, incluyendo un anexo con su estado general de mecánica y electrónica. Nos servirá para reclamar por posibles fallos ocultos.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!