Un festival de cine para resistir la guerra

Sobre el empedrado de las calles de la vieja ciudad de Sarajevo resuenan los pasos de los invitados a la 28 edición del Festival de Sarajevo en su camino a la inauguración. Un festival único, originado durante el asedio de la capital de Bosnia, el sitio más largo que ha sufrido una ciudad durante una guerra. El festival nos recuerda, a través de 221 títulos, que durante las dos horas que dura una película, el público puede olvidar el terror de las balas. Sarajevo era una ciudad asediada, pero sus ciudadanos demostraron su capacidad de resistir en el momento más duro de su vida manteniendo el espíritu cosmopolita de una urbe reconocida como el Jerusalén de Europa. Cuesta en Sarajevo recibir la noticia del ataque a Salman Rushdie, aquí donde la resistencia por la libertad se ha transformado en una comunión cultural. El afecto por la cultura es el origen de una idea que sirvió para despojar del miedo a una comunidad. Si hace tres décadas se reunían al aire libre para ver películas sobre una pared agujereada; hoy, los organizadores del Festival de Sarajevo continúan organizando parte de sus pases al aire libre como homenaje a la resistencia, aunque el número de visitantes supere ya los 100.000 invitados posicionándose como uno de los eventos más importantes de la industria del cine en Europa. Este recordatorio vivo del pasado trágico de la ciudad se representa en el programa 'Dealing with the Past' (Enfrentando el pasado) con el que el Festival de Sarajevo permite a los invitados aprender sobre el pasado, la reconciliación y cómo las diferentes sociedades asimilan los conflictos y sus consecuencias porque este festival es también un recordatorio del pasado trágico que tiene esta ciudad, no solo por los rastros de guerra aún visibles, sino por la pasión con que sus habitantes viven esta semana de celebración. Además de alfombras rojas, proyecciones de películas, mesas redondas y fiestas deslumbrantes, su programa 'Dealing with the Past' permite a sus ciudadanos reconciliar a distintas generaciones. «Hemos querido preparar un segmento para jóvenes que, además de proyecciones de películas, presenten paneles de discusión de cómo procesar traumas», explicó Masa Markovic, organizadora de este proyecto. El programa alberga un segmento llamado 'In Youth Eyes', donde 30 jóvenes de siete países de los Balcanes cccidentales vendrán a Sarajevo para hablar sobre su historia. «Surge de la necesidad real de crear una conversación con la segunda generación que dice que las guerras no eran de ellos, sino de la generación de sus padres. Pero cuando rascas debajo de la superficie, ves que no son conscientes de cuánto han afectado a sus vidas los traumas de las generaciones anteriores», agregó Markovic. Ucrania en Sarajevo Por ese cauce de discernir el trauma de la guerra, el Festival de Cine de Sarajevo, el mayor escaparate de la industria cinematográfica de la región, permite por primera vez películas ucranianas en su competencia y brinda apoyo a los cineastas ucranianos. El festival, que ha crecido para cubrir el sector cinematográfico y televisivo desde Viena hasta Estambul, fue fundado hacia el final de la guerra de Bosnia en 1995 como un acto de desafío de los entusiastas que resistieron un asedio de 43 meses por parte de las fuerzas serbias de Bosnia. «Al comienzo de la guerra en Ucrania nos quedó claro que debíamos mostrar solidaridad con los colegas de la industria cinematográfica en Ucrania», dijo Jovan Marjanovic, director del festival. El Festival comenzó este viernes con un programa de competición abierto por primera vez al trabajo de los directores de Ucrania y ha otorgado el estatus de artistas en residencia a los cineastas ucranianos para que puedan trabajar y desarrollar sus películas en Bosnia. También ha ofrecido puestos de trabajo a profesionales ucranianos que se han convertido en refugiados, pero que anteriormente trabajaron en los festivales de cine de Kiev y Odessa. Con el fin de declarar su solidaridad, el festival honra con el Premio Corazón de Sarajevo al cineasta ucraniano Sergei Loznitsa. Entre los títulos adicionales presentados en el programa de competencia principal de este año se incluyen 'A Ballad' de Aida Begić, 'Riders' de Dominik Mencej y la producción ucraniano-turca 'Klondike'. En la sección de documentales, Sukholytkyy-Sobchuk, cuya película 'Pamfir' se proyectó en la Quincena de Realizadores de Cannes a principios de este año, verá su documental 'Liturgy Of Anti-Tank Obstacles' en la sección de competición. La alfombra roja del Festival de Sarajevo se extiende frente al Teatro Nacional de Sarajevo para dar la bienvenida a la 28t edición del evento cultural más importante en la región de los Balcanes. Numerosas celebridades y políticos disfrutaron de la ceremonia de apertura donde se presentó la película ganadora de la Palma de Oro de Cannes, 'Triangle of Sadness', que el próximo otoño llegará a los cines españoles. Su director, el sueco Ruben Östlund fue premiado por el Festival con el Corazón de Sarajevo. El festival, que mostrará 235 películas de 62 países, 51 de ellas en competición, también celebrará al actor danés Mads Mikkelsen y al actor y director estadounidense nominado al Oscar Jesse Eisenberg.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí