Oops...
Slider with alias none not found.
Html code here! Replace this with any non empty raw html code and that's it.

Vuelve la Champions: cinco españoles, ninguno favorito


Oops...
Slider with alias none not found.




No es un método científico, ni mucho menos quiere decir que el desenlace final vaya a ser el que se refleja en sus pronósticos, pero el mundo de las apuestas suele ir de la mano con la opinión pública y la crítica, y no suelen equivocarse demasiado. España es el país con más representantes en la edición de la Champions 21-22 que mañana echa a rodar, pero la cantidad no hace la calidad. Ninguno de los cinco equipos-Real Madrid, Barcelona, Atlético, Sevilla y Villarreal – está en el top cinco de favoritos de la máxima competición de clubes. No hay ni una sola casa de apuestas que los incluya en esa terna de favoritos. City, PSG, Bayern, Chelsea, United y Liverpool, por este mismo orden, son los equipos en los que más cree el aficionado a la hora de imaginarse a su respectivo capitán levantar la orejona el 28 de mayo del próximo año en el estadio Krestovski de San Petersburgo. Y detrás de ellos, ya vienen Madrid, Barça y Atleti, algo inimaginable hace pocos años. Tras una brillante década en la que se enlazaron cinco Champions consecutivas (2014, 2016, 2017 y 2018, ganadas por el Real Madrid, y 2015, por el Barcelona) dos de ellas con finalista también español (2014 y 2016, el Atlético), el fútbol nacional empezó su cuesta abajo en 2019, donde ya los colchoneros y el Real Madrid no pasaron de octavos, y el Barça fue humillado en semifinales por el Liverpool. En 2020, los blancos volvieron a caer en el primer cruce, y el Atlético y el Barça fueron apeados en cuartos de la final a ocho de Lisboa, formato elegido por la UEFA para terminar la Champions de la pandemia. En el caso de Barça, la eliminación fue la más dura de su historia, cayendo 2-8 ante el Bayern. Este mismo año, fueron el Atlético y el propio equipo azulgrana quienes se quedaron ya fuera en octavos, en ambos casos mostrando un rotonda inferioridad ante Chelsea y PSG, respectivamente. El honor español lo salvó el Madrid llegando hasta semifinales, a pesar de jugar toda la temporada con pinzas, pero en esa penúltima ronda, donde el Chelsea le pasó por encima, se vio con claridad lo que toda Europa ya sabe. La Champions ha pasado de la’ Spanish ‘a la’English League’. Cuatro de los seis últimos finalistas han sido equipos de la Premier y todos ellos distintos. Tottenham y Liverpool, en 2019, y City y Chelsea en este 2021. El mercado de fichajes no ha hecho más que agravar la distancia que hay entre la liga inglesa (1.330 millones en fichajes) y los otros cuatro grandes campeonatos de Europa, pero no solo eso. Por primera vez en lo que va de centuria, la Liga española fue la que menos inversión realizó (292,6 millones, por los 551,94 de la Serie A, los 416 de la Bundesliga y los 356 de la Ligue 1) de la élite continental. Un handicap económico que ha tenido un impacto absoluto en el nivel deportivo de las plantillas de los grandes equipos de España. Sin Neymar desde 2017, Cristiano desde 2018, y ya sin Messi desde este mismo verano, LaLiga ya no tiene ninguno de los tres mejores futbolistas del momento y, seguramente, tampoco tiene ninguno del top 10 mundial. Solo Benzema podría se incluido en esa lista, pero más allá del francés, lo que predomina en el campeonato nacional es clase media, y así es complicado levantar orejonas. El Madrid siempre tiene detrás de sí el peso de su historia, pero necesita de la mejor versión de su once tipo para tener alguna oportunidad en la Champions. Solo si Hazard y Bale recuperaran su mejor fútbol, la explosión de Vinicius es real y permanente en el tiempo, y Modric y Kroos igualan su anterior temporada, el Madrid será un equipo que intimide en Europa. De lo contrario, habrá que esperar al verano próximo en el que se espera juntar a Mbappé y Haaland. El Barcelona, sin Messi ni Griezmann, tiene aún menos recursos que el Madrid y todo lo que sea llegar a cuartos-teniendo en cuenta que en su grupo está el Bayern y eso, normalmente, le condenará a la segunda plaza y a un cruce de octavos de un nivel importante – ya tendrá mucho mérito. La monumental deuda del club, el poco valor deportivo que aporta La Masía desde hace años, la falta de líderes y de futbolistas con talento, y el estilo a contracultura que practica Ronald Koeman no son motivos para ser optimistas. El Atlético es el que mejor se ha reforzado este verano y el que más plantilla tiene de los tres grandes del fútbol español, pero eso no quiere decir que sea suficiente para reinar en Europa. Simeone se pone la capa de equipo pequeño cada vez que Europa llama a su puerta, y así es complicado levantar la tan deseada Champions. No tiene, además, un grupo sencillo y cualquier despiste otoñal le pueden mandar a la Europa League. El Sevilla tampoco tiene cimientos para ganar la Champions, pero sí que puede dar bastante quebraderos de cabeza a sus rivales. Grupo cómodo para llegar a octavos, y luego a soñar, pero eso no quiere decir que sea una candidatura al título, ni mucho menos. Como tampoco lo es el Villarreal, que está en la Champions gracias a su corona en la Europa League. Dará guerra y buscará dejar una imagen de la que sienta orgulloso, pero no se le podrá exigir mucho más que pasar a los cruces. Así es la Champions 2021-22 para los españoles: cinco representantes, cero favoritos.

spot_img

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Por favor ingrese su nombre aquí