Xavi pide agilizar la purga

Escrito por el diciembre 10, 2021

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Pinterest
  • Gmail
  • Blogger
  • Tumblr
El mensaje de Xavi Hernández nada más concluir el partido ante el Bayern fue claro y rotundo. Asumió la debacle del Barcelona esta temporada que confirmó la decadencia de un equipo venido a menos, que se ha ido envejeciendo y que no se ha sabido regenerar desde que ganó el triplete en 2015. «Esto tiene que ser un punto de inflexión para cambiar la dinámica y muchas cosas. Esta es nuestra realidad. Es la situación que tenemos. Hoy empieza una nueva era y una nueva etapa. Empezamos de cero», aseguró el catalán tras la eliminación del equipo en la fase de grupos de la Champions, algo que no sucedía desde la temporada 2000-01.

Xavi se puso ayer mismo a diseñar el Barça del futuro. Descartada la posibilidad de seguir en el máximo torneo continental y abocado a disputar la Europa League, el técnico se ha visto obligado a reconfigurar los objetivos de la temporada, que pasan prioritariamente por quedar entre los cuatro primeros clasificados de la Liga para poder disputar el próximo año la Liga de Campeones. Ganar la Europa League y la Copa del Rey también se anuncian como metas obligadas, pero más por imposición de las exigencias intrínsecas del club que por la importancia de los títulos en juego, que no ilusionan para nada a la afición azulgrana ni al socio culé.

El técnico aprovechó el viaje de regreso desde Múnich para reunirse con Joan Laporta y Rafa Yuste en los asientos delanteros del avión. Xavi analizó la situación que atraviesa el equipo y le explicó al presidente y al vicepresidente deportivo todas las carencias de las que adolece la plantilla y las necesidades que deberían solventarse para volver a ser competitivos a corto plazo. «Hay que comenzar para poner al Barça donde se merece, que no es la Europa League. Pero trabajaremos para que esto no vuelva a pasar y nos dejaremos la vida. Hay que trabajar con mucha exigencia para recuperar al Barça», había reconocido el preparador tras el partido, mensaje que le repitió a Laporta. «La próxima temporada estaremos en disposición de volver a competir por la Champions», le aseguró Xavi al dirigente durante las poco más de dos horas que duró el vuelo hasta la Ciudad Condal. Eso sí, el técnico le pidió agilizar la limpieza en la plantilla con el objetivo de aligerar masa salarial, liberar fichas y conseguir dinero con el que reforzar a la plantilla este verano en las posiciones que considera debilitadas. Para el catalán no es tan importante fichar en el mercado invernal como recuperar a los jugadores que están lesionados, como Ansu Fati, Pedri y Braithwaite, y que le pueden dar un plus al equipo. Al igual que hizo en rueda de prensa, Xavi le lanzó el guante a Laporta al hablar de futuro: «Esperaba competir de otra manera. Esto es un mazazo para mí como entrenador. Trabajaremos para recuperar al Barça. Pero hay que cambiar cosas, eso está claro», reiteraba continuamente.

Xavi y su equipo tienen muy claro las primeras piezas sobrantes de este Barça de futuro a corto plazo. Y, sorprendentemente, no hay ningún veterano. El preparador considera que las figuras de Piqué, Busquets y Jordi Alba aún pueden aportar su calidad en el terreno de juego y liderazgo en el vestuario. El punto de mira está puesto en otros cuyo rendimiento no está a la altura de la inversión realizada o de los emolumentos que perciben. En este sentido, los primeros cuatro jugadores señalados son Coutinho, Umtiti, Dest y Luuk de Jong, aunque tampoco será fácil pactar una salida beneficiosa para el Barcelona.

Xavi reitera públicamente que cuenta con todos sus futbolistas, pero lo cierto es que sus hechos contradicen sus declaraciones. Coutinho es el ejemplo más claro y, aunque le ha ido dando algunos minutos, el brasileño no le ha respondido sobre el césped. Lejos de ser el futbolista por el que ya se han pagado 145 millones de euros, entre fijo y variables, el club espera librarse de los 25 millones que le paga anualmente y sumar un ingreso por un futbolista que sigue teniendo mercado en la Premier.

Menos opciones de jugar tiene Samuel Umtiti, al que el club ya le ofreció la carta de libertad. Con contrato hasta 2023, el francés se enroca en su intención de triunfar en el Camp Nou a pesar de tener a Piqué, Araujo, Lenglet, Eric García y Mingueza por delante. Totalmente amortizado, el club azulgrana solo aspira a liberarse de los 15 millones anuales que le abona por unos servicios inútiles.

Dest, sentenciado
El partido ante el Bayern acabó de sentenciar a Sergiño Dest, que ya había cavado su tumba cuatro días antes ante el Betis. El norteamericano fue una de las grandes apuestas de Koeman, pero Xavi ha quedado sorprendido de la incapacidad de adaptarse a los mecanismos de juego de posición de un lateral en el sistema del Barcelona, ubicación para la que fue fichado. Aunque se valoró la posibilidad de instruirle con sesiones individuales, su actuación este pasado miércoles (hizo de extremo) ha colmado la paciencia del cuerpo técnico, que desconfía de su faceta defensiva y ofensiva. Fue el primer señalado en el Allianz Arena al quedarse en el vestuario en el descanso.

El caso de Luuk de Jong obedece más al estilo de juego que pretende Xavi y en el que el holandés no tiene cabida, al margen del escaso resultado que ha ofrecido desde que llegó. El delantero tiene todos los números para regresar al Sevilla, del que llegó cedido tras la salida de Griezmann. Jugadores como Riqui Puig, Mingueza, Demir, Memphis o Lenglet también tienen su futuro en el aire.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Pin It on Pinterest

Share This